| 23 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El Consell financia el desarrollo de herramientas digitales para predecir y detectar las plagas que amenazan los cítricos - GVA
El Consell financia el desarrollo de herramientas digitales para predecir y detectar las plagas que amenazan los cítricos - GVA

Innovación valenciana para prevenir las plagas en los cítricos

El sistema integra sensores e imágenes a través de drones y satélite para detectar enfermedades en fase temprana y proponer el tratamiento óptimo.

| Sergi Tarazona Edición Valencia

La Generalitat, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), financia el desarrollo de nuevas herramientas digitales para la detección y predicción temprana de las principales plagas que amenazan los cultivos de cítricos en la Comunitat Valenciana. El objetivo es diseñar un sistema de control más avanzado y preciso que permita a los agricultores hacer frente a estas enfermedades en su etapa inicial, con el fin de optimizar los tratamientos aplicados y reducir su posible impacto en el medio ambiente.

En la actualidad, en el campo valenciano conviven diferentes estrategias de gestión de los cultivos, lo que dificulta la planificación y respuesta coordinada ante una amenaza fitosanitaria. El proyecto SENSOPLAG pretende contribuir, precisamente, al desarrollo de políticas eficientes para la gestión de las nuevas plagas como una de las vías para garantizar la viabilidad del sector primario.

La iniciativa, que impulsa la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) en colaboración con el Instituto de Investigaciones Agrarias (IVIA), el centro tecnológico AINIA, el grupo de Reconocimiento de la Sostenibilidad (REDOLí) de la Universitat de Valencia, y las empresas Servicios Agrarios Sinyent y Locatec Aplicaciones Informáticas, cuenta también con el respaldo de la AVI, que ha aportado 684.000 euros en el marco de su convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva, que está financiada conjuntamente con la Unión Europea a través del Fondo de Desarrollo Regional (Feder).

Ante la grave amenaza que representan las nuevas enfermedades y las limitaciones de los sistemas de detección actuales, SENSOPLAG explora el desarrollo de una nueva solución, basada en un sistema integrado de herramientas digitales que permita la detección temprana, la monitorización y predicción de plagas clave como el cotonet de Sudáfrica, el ácaro rojo oriental o los insectos que actúan como vectores del greening.

El objetivo es integrar todas estas herramientas y los datos obtenidos, en una misma plataforma, con el fin de desarrollar modelos que generen, a partir de este material, información práctica para los profesionales del campo. Se está trabajando, de hecho, en un sistema de ayuda a la toma de decisiones, dirigido a agricultores y técnicos y accesible a través de una app, que no solo les permitirá interactuar para resolver sus posibles dudas, sino que les guiará en la elección de los tratamientos más adecuados y el momento óptimo de aplicación para lograr la máxima eficacia.

Actualmente el proyecto se encuentra en una fase de recopilación y análisis de los datos para su definitiva integración en el modelo. Para ello, se procesarán las imágenes satelitales, así como las tomadas con cámaras hiperespectrales integradas en drones a fin de estudiar la detección y el grado de afectación de las plagas durante los distintos periodos del año.

Para la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, SENSOPLAG es un ejemplo paradigmático de las oportunidades que ofrece la innovación en el sector primario a través de la incorporación de tecnologías de vanguardia y del desarrollo de la agricultura de precisión. Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la Agència, Andrés García Reche, ha subrayado que esta iniciativa es viable porque integra a todos los eslabones de la cadena, desde los usuarios finales hasta los centros tecnológicos y de investigación que lideran el desarrollo de la agricultura de precisión en la Comunitat Valenciana.