25 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Uno de los plenos de la Diputación de Valencia

La gestora del PPCV en Valencia deja en manos del PSPV la Diputación

Los socialistas arrasan en los municipios principales y consiguen el 30% de los votos. El PP pierde capitales clave como Gandia, Llíria, Sagunt, Requena y Xàtiva.

| Beatriz Muñoz Edición Valencia

Todo apunta a que la Diputación estará otra vez en manos de Toni Gaspar o en la persona que los socialistas decidan, ya que la corporación provincial quedará formada por 13 diputados del PSPV, ocho del PP, cinco de Compromís, y tres de Ciudadanos. EU y Podemos pierden su único representante y se quedarán fuera esta legislatura.

De las tres provincias de la Comunitat, la de Valencia es donde el PSPV entra con más fuerza y se convierte en la formación política más votada con más de 375.000 votos, casi un 30% del total. El PP  ha perdido apoyos por todos los lados y en los principales partidos judiciales, lo que le ha hecho que consiga únicamente el 23% de los votos.

Sin contar el partido judicial de Valencia, que reparte 18 escaños a través de la Ley d'Hont entre los partidos más votados, el PSPV lograría cinco diputados en los ocho partidos judiciales de la provinica de Valencia. Al menos, así lo reflejan los datos en sus capitales, donde los socialistas han ganado. Son Gandia, Llíria, Sagunt, Requena y Xàtiva. En las que se reparten dos escaños, lo hacen entre PP y Compromís, los partidos más votados que, pese a todo, caen ligeramente en concejales obtenidos por toda la provincia. De hecho, en Sueca, Compromís se mantiene como partido más votado y también en Alzira, mientras que el PP se hace con Llíria, donde hasta ahora gobernaban los socialistas.

Mientras, el partido La Vall ens Uneix, del expresidente de la diputación Jorge Rodríguez, entraría en la Diputación de Valencia con 12.200 votos y el escaño por Ontinyent que, a priori, no debería ser necesario para gobernar.

Pérdida de concejales y gobierno en ayuntamientos de poca envergadura

Los socialistas han conseguido 1.090 concejales en los Ayuntamientos de la provincia de Valencia frente a los 954 que lograron en las municipales de 2015 en la provincia. Por su parte, el PP ha sumado 295.000 votos y 877 concejalías, muy lejos de los 1.054 ediles que obtuvieron en el año 2015. Además, ha perdido cerca de más de 80 representantes electos en los Ayuntamientos de la Comunitat. Los socialistas, con estos resultados, suman 82 mayorías absolutas en la provincia de Valencia -el 31% y otras 38 relativas.

Hay que recordar que el PP en la provincia está en manos de una gestora que preside Juan Ramón Adsuara. Por tanto, los resultados parece que obligan a tomar decisiones firmes y duraderas. La primera de ellas pasa por una nueva dirección provincial que permita reconstruir al partido en uno de sus bastiones, ya que el PP lideró con solvencia la provincia de Valencia y ahora ha visto cómo el PSPV le ha adelantado rápidamente. El diputado nacional Juan Vicente Pérez Aras ya apuntaba esta mañana de lunes a ello porque el PP gobernará con mayoría absoluta en 49 municipios -uno menos que en 2015-, aunque muy pocos son de envergadura. 

A todo esto hay que unir Compromís ha ganado en el Cap i Casal, tendrá que sumar los resultados con el resto de municipios integrados en el área metropolitana de Valencia, donde ha vuelto a instaurarse el histórico cinturón rojo del PSPV que podría compensar la balanza electoral en favor de los socialistas. Sería también de esta gran área de donde Cs podría lograr sus escaños que podrían superar los 2 de 2015.

Así, la mayoría se invierte respecto a los resultados de 2015, cuando el PP obtuvo 12 escaños, lejos de la mayoría absoluta pero se consolidó como el partido más votado. Una vez se conozca la composición final de la Diputación de Valencia, habrá margen de un mes hasta que se celebre el pleno de constitución, que podría celebrarse en la primera quincena de julio.