23 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Aglomeraciones en la Cabalgata de Reyes de Valencia

Bronca y escándalo por la cabalgata de Reyes Magos de Valencia

Guerra de acusaciones entre dirigentes del PSOE y Compromís por las aglomeraciones y el descontrol en la cabalgata. La oposición pide responsabilidades que nadie asume.

| E. M. Edición Valencia

La cabalgata de Reyes Magos de Valencia reconvertida en un recibimiento a los Reyes en un bus descapotable por la situación de la pandemia, ha derivado en imágenes de aglomeraciones, descontrol y fuerte bronca política al irse de las manos el evento al Ayuntamiento de Valencia.  Ello se produce en el día que la Comunitat Valenciana anunciaba medidas más contundentes y registraba un nuevo récord en contagios de coronavirus y fallecimientos: 3.930 cas0s y 85 muertos.

Los vídeos y fotos de decenas de personas y niños aglomerados en la plaza del Ayuntamiento de Valencia corrieron como la pólvora por todos los medios y redes sociales y derivó en un cruce de acusaciones entre los dirigentes que gobiernan el Ayuntamiento y la Generalitat, de PSOE y Compromís, sin que nadie asuma responsabilidades por ello.  

El portavoz del PSPV, Manolo Mata, compartía las imágenes y lanzaba el dardo de que “creo que lo mejor es callar. Aglomeraciones en la plaza del Ayuntamiento”, una clara indirecta a Compromís, que ostenta la delegación de Cultura Festiva, organizadora de la cabalgata. La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra (Compromís), contestaba que “pues yo no me callo. No podemos callar ante esta gravedad”. Ambos hablan como si no conocieran al responsable del evento, el concejal Carlos Galiana, también de los nacionalistas.  

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, asimismo censuró la cabalgata asegurando que “la imagen y las consecuencias era evitables si se hubieran cumplido las recomendaciones de Sanidad. Debía evitarse a toda costa la concentración de personas. Lamentable”. Una acusación contra el Ayuntamiento de Valencia que dirige Joan Ribó y su propio partido. Nada dice tampoco de asumir responsabilidades o de que ella como responsable de Sanidad podía haber instado a suspender el evento.

Hasta los propios concejales del Ayuntamiento criticaron la cabalgata como si no la hubiera organizado el propio gobierno al que pertenecen. “No se debería haber realizado la llegada de los reyes magos”, decía el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, del PSOE, como si no formara parte del gobierno junto a Compromís. La puya contra su compañero de equipo Carlos Galiana, que sale tocado de esto, ahí queda. 

"En manos de que chusma estamos"

Desde la oposición María José Catalá del PP aseguraba que “si Compromís y PSOE están criticando el acto... ¿quién va a asumir responsabilidades? ¿Hay alguien al volante?”. Mientras, Fernando Giner de Ciudadanos resaltaba que se prohibió la nochevieja en la Plaza del Ayuntamiento pero se permite la llegada de los Reyes, “es el colmo de la pésima planificación de Compromís y PSOE en Valencia”. Más contundente fue el diputados autonómico Vicente Fernánde (Cs) Ribó y demás patulea, ¿cómo tenéis tan poco vergüenza de estos cuando vais a cerrar la hostelería a las 17 horas? ¿Pero de qué estáis hechos? En manos de que chusma estamos"