| 14 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
José Luis Manglano y Enrique Esteve en un acto del Ateneo Mercantil de Valencia
José Luis Manglano y Enrique Esteve en un acto del Ateneo Mercantil de Valencia

Malestar interno en las dos instituciones señeras del valencianismo

En la RACV, el ala radical intenta silenciar a los académicos moderados. En Lo Rat Penat se acusa a la Junta de Gobierno de "asumir el estilo del PP".

| Beatriz Muñoz Edición Valencia

Las dos instituciones más representativas del valencianismo -la RACV y Lo Rat Penat- no están pasando por su mejor momento. En ambas hay un malestar generalizado a nivel interno por actitudes y decisiones de sus Juntas de Gobierno. 

En la primera, en la RACV, el ala radical intenta silenciar a los académicos moderados. En la segunda, Lo Rat Penat, se acusa a la Junta de Gobierno de "asumir el estilo del PP" y de utilizar la institución al servicio de esa formación. 

El malestar en ambas instituciones señeras del valencianismo se remonta a hechos concretos. En la RACV empezó durante las elecciones celebradas el pasado mes de enero para elegir decano.  Había que decidirse por una candidatura de continuidad con el mandato de Federico Martínez Roda, impulsor de una aproximación a la Acadèmia Valenciana de la Llengua -y de no profundizar desde la RACV en un conflicto lingüístico que consideraba 'de nostálgicos'-, y la que encabezada por José Luis Manglano, decidida a combatir la tesis de la unidad lingüística y a contestar a lo que consideraba un adoctrinamiento educativo catalanista. Ganó Manglano, la denominada como 'ala dura de la RACV', la misma que ahora está llevando al enfrentamiento entre sectores de la misma entidad. 

Según publicaba este viernes el digital 'Valencia Plaza' , el ala moderada -la cercana al profesor Federico Martínez Roda-, lleva meses sin ir a las juntas de la academia en protesta por los nombramientos y actos impulsados por Manglano, quien lejos de tender puentes con otra entidades como la AVL, sigue queriendo fomentar la confrontación entre sectores del valencianismo. Como reacción a este vacío, Manglano y su directiva quieren impulsar un cambio en el reglamento para dejar sin voto a estos académicos 'rebeldes' ya que sus ausencias son tan importantes y numerosas que les dejan sin quórum para aprobar nada.

La modificación penaliza a los académicos con residencia fuera de Valencia capital, como por ejemplo el notario de Madrid Antonio Magraner, el rector de la Universidad Europea en esta ciudad Juan Morote, y otros académicos que, por motivos de salud, han tenido que excusar su asistencia en alguna ocasión como son los casos de Nassio Bayarri, Guillermo Carnero Daniel Sala. Se da la circunstancia de que todos estos académicos son desafectos a Manglano y votaron en contra de su candidatura.

Por el momento esta modificación del reglamento ha sido recurrida por el arquitecto Javier Domínguez, que ha presentado un escrito de alegaciones en su contra. Y todo apunta, según publicaba 'Valencia Plaza' a que, si no se atiende a su requerimiento, Domínguez que fue secretario con Martínez Roda, elevará la cuestión a contencioso administrativo. Será la segunda demanda en apenas cuatro meses contra Manglano y su directiva. La primera, la ha presentado el premio nacional de Poesía de la Crítica y catedrático Jaime Siles. El poeta valenciano protestó con alegaciones contra el nombramiento de un académico que se había producido contraviniendo las normas de la institución, ya que según él se habían incumplido los plazos de tiempo y las condiciones marcadas por el reglamento. La intención de Manglano y su equipo era aumentar el número de académicos de su corriente para así hacerse con el poder de la Real Academia.

Lo Rat Penat 'asume el estilo del PPCV'

Por otra parte, el malestar interno de Lo Rat Penat se empieza a fraguar desde poco antes de que Mª José Català incluyera a Enric Esteve en la candidatura municipal -a pesar de figurar como independiente-, y ahora haya entrado como concejal del Ayuntamiento de Valencia.

Esteve ya dijo que seguiría siendo presidente de Lo Rat Penat  (fue elegido en 1996) y que continuaría ocupando ese puesto al menos hasta el primer semestre de 2020, cuando está previsto que se produzca la renovación de los cargos directivos en la entidad valencianista. 

Sin embargo, diversos socios de la entidad vienen protestando últimamente por el "excesivo estilo cercano al PP" que Lo Rat Penat está adquiriendo. Estos socios, además, han pedido explicaciones a la Junta de Gobierno, a la que acusan de "no habérselas dado todavía". 

Según estos socios, "la Junta de Gobierno es la que está convirtiendo a Lo Rat Penat en lo que hoy es: un escondite del Peperismo” por estar asumiendo "las tácticas del Partido Popular como propias". Algunos, incluso, consideran que el único responsable de ello es Enrique Esteve; al que consideran "un engranaje útil del Partido Popular valenciano" y al que acusan de "dejar que el PP controle a la entidad, para utilizarla a su gusto y conseguir el desprestigio que hoy tiene".

En este sentido, son muchos socios de la entidad los que han hecho un llamamiento al resto de socios para pedir de forma unánime la dimisión del presiente de Lo Rat.