| 11 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

¿Sabías que se puede esquiar en Turquía?

Un plan perfecto que combina el encanto de Estambul con la magia de sus estaciones de esquí más cercanas, con nieve de alta calidad y muchas posibilidades de ‘free-ride’.

| María Ruiz Viajar

En Turquía hay varias zonas montañosas para la práctica del esquí. En esta ocasión vamos a hablar de la zona de Koroglu, situada a solo 4 horas de Estambul, lo que permite al público local de esta ciudad, viajar a este destino con facilidad, incluso para una escapada de fin de semana. Para el esquiador extranjero, la cercanía con Estambul supone un aliciente pues el viaje se puede combinar con la visita a esta mágica ciudad turca.

Estaciones de esquí turcas

En Turquía hay 42 estaciones de esquí, lo que es sorprendente pues la cultura de este deporte no está muy arraigada. “De los casi 85 millones de población que tiene este país, solo esquían unos 500.000 turcos”, nos dice Necmi Kepcetutan, tres veces ganador del Campeonato Nacional de Esquí de Turquía y veterano instructor en Kartalkaya. Esto puede suponer una ventaja para el esquiador extranjero que podrá disfrutar de una alta calidad de nieve, sin aglomeraciones.

Free-ride en Kartalkaya (Bolu - Turquía) - Foto: Victoria Peñalver

Free-ride en Kartalkaya (Bolu - Turquía)

Ciudades como Kayseri, Erzurum, Bursa, Bolu y Kars se encuentran entre los destinos de esquí más populares del país. En lo alto del ranking de las estaciones turcas hay tres zonas. Erciyes, de 55 km, 3346 m. de altitud, con un desnivel de 1.258 m, situada en el centro de la península de Anatolia, a 370 km de la capital turca hacia el sureste, es la más grande del país. La sigue Palandöken, de 43 km, 3140 m. de altitud, con un desnivel de 992 m, que está situada en el extremo oriental del país.

El tercer dominio esquiable en Turquía está formado por dos estaciones ubicadas en la cadena montañosa de Koroglu, cerca de Bolu, a 300 km al este de Estambul y a 200 km al noroeste de Ankara.

Estas dos estaciones son DorukKaya Kartalkaya, que en el ranking total de estaciones estaría situada en el sexto puesto, y KartalKaya Otel, en el octavo. Entre las dos, ofrecen casi 40 km de pistas, con grandes posibilidades de free-ride cuando hay nieve recién caída.

  • DorukKaya Kartalkaya tiene 20 km, 2190 m. de altitud y un desnivel de 339 m.
  • KartalKaya Otel cuenta con 19 km, 2195 m. de altitud y un desnivel de 297 m.

Zona hotelera en Kartalkaya (Bolu - Turquía) - Foto: Victoria Peñalver

Zona hotelera en Kartalkaya (Bolu - Turquía)

Un concepto diferente de esquí

Las estaciones de esquí en Turquía se construyeron pensando en un público elitista, al que ofrecer un plan fantástico en su estancia en la montaña. En palabras de nuestro veterano esquiador turco Necmi, “el esquí en Turquía estaba reservado hace 30 años para familias adineradas, aunque actualmente, cada vez más turcos pueden permitírselo”.

A pesar de que, desde la perspectiva de un español acostumbrado a esquiar en Pirineos y Alpes, en las estaciones turcas algunos remontes no son muy modernos y las pistas no están correctamente pintadas (las negras parecen rojas y las rojas azules), esquiar en Turquía es un placer, toda una experiencia en la que la nieve te llena por completo y te sientes alguien especial, por el mantenimiento de las pistas y el trato personal en los hoteles. El glamour del comienzo de estas estaciones permanece y se respira en cada bajada, en momentos en los que sientes estar en una estación privada, como si fueras el dueño de la pista, por la poca gente que encuentras y lo virgen que se mantiene.

Telesilla de 4 con góndola en DorukKaya Kartalkaya (Bolu - Turquía) - Foto: Victoria Peñalver

Telesilla de 4 con góndola en DorukKaya Kartalkaya (Bolu - Turquía)

Aunque muy cercanas y físicamente conectadas por una pista, estas dos estaciones turcas en Kartalkaya pertenecen a diferentes propietarios. Cada una de ellas depende de un hotel que gestiona los remontes junto con el resort. La utilización de estos forma parte del ‘todo incluido’ de los hoteles, por lo que es necesario un fortfait distinto para cada estación.

El precio del fortfait, para los no alojados en el hotel, es mucho más barato que en cualquiera de las estaciones españolas o de los Alpes, unos 25 euros al día de media. En cambio, el precio del alquiler del equipo es demasiado alto, casi unos 50 euros diarios por los esquís y bastones, de una gama media, sin posibilidad de premium. Aunque tienes la opción de alquilar incluso pantalones, cazadora, casco y máscara, el coste del equipo completo es de unos 100 euros al día. Nosotros, solo informamos, luego cada uno decide si compensa alquilar o llevar el propio y pagar extra de maleta.

Ambas estaciones, DorukKaya Kartalkaya y KartalKaya Otel, cuentan con pistas muy anchas y aunque la dificultad de las negras no es muy alta, la calidad de la nieve es buena y no se transforma. A lo largo del día se mantiene perfecta, seca y ligera, desde las 8 de la mañana a las 6 de la tarde, que permanecen las estaciones abiertas. Nuestro guía Necmi nos explica que, de todo ese tiempo, “los esquiadores turcos, suelen esquiar solo unas tres o cuatro horas, parando en el hotel, con acceso directo a la pista, a descansar o comer, cuando les apetece”. Eso, unido a que habitualmente no hay esquiadores que no se alojen en alguno de los dos hoteles, hace que las pistas estén prácticamente vacías durante todo el día. Incluso cuando los hoteles están al cien por cien, en pistas, no hay colas ni aglomeraciones.

Pistas en Kartalkaya (Bolu - Turquía) - Foto: Victoria Peñalver

Pistas en Kartalkaya (Bolu - Turquía)

Otra gran ventaja es que no hay prácticamente cañones. El 90% de la nieve es natural y las posibilidades de fuera de pista son tremendas. Además, para los momentos de niebla, la estación tiene balizas con luz en los laterales de las pistas, que permiten esquiar de forma más segura. Los días de nieve virgen, los laterales de las pistas no están completamente ‘machacados’ a las once de la mañana como en muchas de las estaciones españolas o de los Alpes. A pesar de las diez horas de apertura de las estaciones, teniendo en cuenta la poca gente y la amplitud de las laderas, no tendrás tiempo suficiente para ‘huellearlo’ todo.

Free-ride en Kartalkaya (Bolu - Turquía) - Foto: Victoria Peñalver

Free-ride en Kartalkaya (Bolu - Turquía)

Un plan completo, una aventura de esquí combinada con la visita a Estambul

Estambul es a la vez mágica y caótica, una mezcla enigmática de la cultura oriental y occidental, llena de sonidos, aromas y sabores fantásticos. Con un pie en Asia y el otro en Europa, Estambul, antigua capital del Imperio Romano de Oriente y del Imperio Otomano, sabe combinar su cultura contemporánea con tradiciones milenarias, como orgullosa heredera de antiguas civilizaciones.

Interior de Santa Sofía (Estambul - Turquía) - Foto: Victoria Peñalver

Interior de Santa Sofía (Estambul - Turquía) - Foto: Gonzalo Fernández de Navarrete

Como puede observarse en su escudo, esta ciudad está presidida por 7 colinas y en cada una de ellas una mezquita y una gran bandera turca. En función de los días que pases allí, podrás adentrarte más y más en sus rincones, pero si tu extensión no es larga, no dejes de ver al menos Santa Sofía, la Mezquita Azul, la Mezquita de Süleymaniye, la Torre de Gálata, el Palacio de Topkapi y el Bósforo, que podrás disfrutar desde infinidad de terrazas, restaurantes, colinas y puentes. Pero, no olvides también el Bazar de las Especias y el Gran Bazar.

Torre de Gálata y vista general de Estambul (Turquía)

Torre de Gálata y vista general de Estambul (Turquía)

Muy recomendable decantarse por cualquiera de los circuitos que Civitatis ofrece en esta ciudad, como el del Crucero por el Bósforo y el Cuerno de Oro, el Tour por las mezquitas, Palacio de Topkapi, etc.

Dónde comer y dormir

En las estaciones de Bolu lo más recomendable es ir a cualquiera de los dos hoteles propietarias de los remontes: el DorukKaya Ski & Mountain Resort o el Kartal Otel.

Ambos son hoteles in&out en régimen de ‘todo incluido’, es decir, con acceso directo de entrada y salida a las pistas, y con sus propios remontes, incluidos en el precio. Son dos grandes alternativas para disfrutar en familia o con amigos, pues ofrecen todo tipo de servicios orientados al esquí, pero también al descanso y disfrute de las vacaciones, con restaurantes de calidad y servicios de gimnasio, piscina y spa fantásticos.

Y, a pesar de que en Estambul cuentas con decenas de hoteles, nos inclinamos en nuestra recomendación por dos, ambos de 5 estrellas, a precios muy asequibles.

En el centro histórico, muy cerca de la Torre de Gálata y unos 500 metros del Puente del mismo nombre, tenemos el hotel M Gallery Galata, del grupo Accor. Este hotel boutique está ubicado en el edificio de un antiguo banco, como puede apreciarse en los detalles que ahora forman parte de su decoración, como las originales cajas de seguridad, situadas detrás de la actual recepción o la impactante puerta de la caja de caudales, en uno de sus salones.

Double Tree by Hilton Esentepe está situado más al norte de la ciudad, en una zona financiera. Este hotel de 5 estrellas cuenta con un fantástico SPA y piscina, ideales para relajarse después de un completo día de turismo. Aunque no esté situado en el centro histórico vale la pena por la amplitud de las habitaciones y los servicios que ofrece, buen restaurante, piscina y Spa. El centro está a tan solo 7 km que se pueden hacer en taxi, muy baratos en Estambul, o en tranvía, si se quiere evitar atascos.

No es fácil decantarse por un solo restaurante en Estambul, por lo que hemos elegido uno en el que convergen todos los requisitos que buscamos respecto a la comida, ubicación, vistas, servicio, etc. El restaurante Mukellef Karakoy está situado en una gran azotea desde la que disfrutar no solo de una riquísima y variada comida turca sino también de unas privilegiadas vistas del Bósforo, del Palacio de Topkapi y de las principales mezquitas. Frecuentado principalmente por locales, la única desventaja es el idioma, lo que en la actualidad no es un problema con el móvil.

La combinación de esta enigmática ciudad con la estación de Kartalkaya es una opción diferente que el público español puede valorar para realizar tanto en familia como con amigos. Un plan lleno de magia y aventura.

Más información sobre destinos en Turquía: Go Türkiye