31 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

7 inventos muy ecológicos que demuestran que no está todo perdido

| E.V. Viajes/Ecología

Afortunadamente cada vez hay más empresas y particulares que trabajan incansablemente para preservar el medio ambiente y transformar todo aquello que hemos hecho mal en detrimento de nuestra salud y la del planeta. La industria de la ecología está en alza y prueba de ello son estos 7 inventos que ya están en el mercado o a punto de introducirse en él. Tomemos buena nota. 

Tinta con restos de café

El invento se lo debemos a un ingeniero coreano que ha ideado un método para cambiar la tinta de las impresoras y evitar además los fijadores de la misma, que son altamente contaminantes, por posos de café.  Además, prescinde de los cartuchos tradicionales, cuyo reciclado también consume energía, por otros biodegradables. 

 

Sacar agua potable del aire

En Esdestilo ya escribimos sobre este invento en su momento porque nos parece espectacular y porque ya se utiliza en diferentes países africanos, sobre todo en Etiopía, en los que el agua potable es oro líquido. Se trata de una estructura de bambú que extrae la humedad de aire y la convierte en agua apta para el consumo humano. Su coste es muy bajo y sus beneficios, altísimos, y es que cada estructura puede almacenar hasta 100 litros de agua al día.

 

Sanitarios que reciclan la orina

el Seva Sustainable Sanitation es una idea surgida en el seno de la fundación Bill&Melinda Gates y consiste en un sanitario que, a través de la energía solar, recicla la orina y la convierte en agua apta para ser consumida.  El proyecto, que nació en el Instituto de Tecnología de California, se aplica ya en diferentes regiones de India.

 

Aceite a partir de bolsas de plástico

Si la máquina, que es de patente japonesa, prospera, se podrá obtener un litro de aceite por cada kilo de bolsas de plástico. Este aceite, que evidentemente no es de consumo humano, podrá ser utilizado como combustible para otro tipo de máquinas con lo que el ciclo se completa.

 

Cuero de piña

La idea le surgió a Carmen Hinojosa mientras trabajaba en Filipinas. Esta española ha creado Ananas Anam, una empresa que realiza prendas con un material similar al cuero pero que en vez de proceder de animales tiene su origen en las fibras de la piña que se cultiva además sin químicos ni fertilizantes. 

 

Colillas que florecen

Partiendo del hecho de que fumar es ya en sí un acto contaminante, son varias las empresas que están trabajando en una clase de filtro para cigarillos que, además de ser biodegradables, llevan en su interior semillas, de manera que el gesto de tirar una colilla en el campo no solo será un acto sumamente incívico – hay que recordar que las actuales tardan en degradarse unos 10 años y que sólo en España se fuman cada día casi 90 millones de cigarrillos al día, lo que equivale a  32.000 colillas anuales – sino que contribuirá a que crezcan un montón de plantitas

 

Plástico verde

Los derivados del petróleo no son la única fuente para crear plástico. De hecho, ya se puede fabricar a partir de materia vegetal  En este caso, la idea procede de una empresa indonesia que ha conseguido moldear platos, vasos y otros utensilios a partir de la yuca. Al contrario de lo que sucede con el plástico tradicional, que tarda hasta ¡150 años en degradarse!, este se entierra y desaparece en pocos meses sin dejar residuos contaminantes en la tierra.