14 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno saca la artillería legal para impedir la investidura de Puigdemont

El Ejecutivo ha pedido un dictamen al Consejo de Estado con idea de impugnar ante el Constitucional la propuesta del presidente del Parlament de que el huido en Bélgica sea el candidato.

El Gobierno se conjura para evitar que el próximo martes Carles Puigdemont sea investido por segunda vez presidente de la Generalitat. Y mira de nuevo al Tribunal Constitucional para que, este mismo viernes, el Consejo de Ministros  recurra la elección del expresidente fugado propuesta el pasado lunes por el presidente del Parlament, Roger Torrent.

Según ha explicado este jueves la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en una comparecencia ante los periodistas en el Palacio de la Moncloa, Mariano Rajoy ha firmado a primera hora una doble petición al Consejo de Estado.

En primer lugar, un informe sobre la viabilidad de impugnar al TC la decisión de Torrent de proponer a Puigdemont como candidato. En segundo lugar, una denominada consulta potestativa sobre todos los pasos que ha dado el nuevo presidente de la Cámara catalana. 

Según los argumentos ofrecidos por la vicepresidenta, se trata de avalar que el "estatus actual" de Puigdemont, huido y con una orden nacional de detención, es "incompatible" con su obligada presencia en el hemiciclo. Y es que, para el Gobierno, el candidato propuesto "carece del derecho de libertad deambulatorio".

De hecho, Sáenz de Santamaría ha hecho hincapié en lo "insólito" del hecho de que Torrent tuviera que "evacuar consultas" con el aspirante a la investidura en Bruselas.

El Gobierno, que impugnará esta decisión en el Consejo de Ministros de este viernes, ha fijado además su mirada en otras tres hipótesis: primera, si Puigdemont puede ser investido aunque no se presente -la conocida investidura por Skype-. Segunda, si puede ser impugnada una decisión de la Mesa del Parlament en tal sentido. Y tercera, y si es legal el voto delegado de los exconsellers fugados.

"Vamos a utilizar la ley que está a disposición del Gobierno para garantizar que la ley se cumpla", ha enfatizado la número dos del Ejecutivo. Un nuevo golpe de mano que trata de que Torrent cambie su propuesta y designe otro candidato distinto a Puigdemont. Cabe recordar que el plazo para fijar el pleno de investidura acaba el próximo miércoles.

Sáenz de Santamaría ha informado de que el Gobierno ha trasladado esta decisión a los partidos que se le han "acercado", PP y PSC. Es decir, Ciudadanos ha permanecido al margen de esta nueva intentona in extremis para evitar la reelección de Puigdemont.

Comenta esta noticia
Update CMP