20 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Delegado del Gobierno usa el Estado de Alarma para frenar el éxito de Ayuso

Isabel Díaz Ayuso, en la clausura del hospital de IFEMA

Isabel Díaz Ayuso, en la clausura del hospital de IFEMA

José Manuel Franco vuelve a usar las Fuerzas de Seguridad para "investigar" a un dirigente del PP, como ya hizo con Rajoy, con la excusa de la clausura de IFEMA, donde nunca fue Sánchez.

Fue una imagen espontánea, con decenas de sanitarios destinados en el hospital de campaña de IFEMA coreando "Queremos test", mientras la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, les aplaudía sin pronunciar palabra en la clausura de uno de los espacios más simbólicos de la resistencia al coronavirus en España.

Las imágenes muestran a la dirigente del PP mostrando su respeto a esos cánticos, que resumen el hastío de médicos y enfermeras a uno de los datos más demoledores de la emergencia sanitaria, junto a la mortalidad: España es el país que tiene más infectados del mundo entre los profesionales de la sanidad, con más de 30.000 de ellos contagiados.

Segunda denuncia política al PP

Para el Delegado del Gobierno, el socialista José Manuel Franco, lo importante de toda la escena es que por momentos no se mantuvo la "distancia social" recomendada por Sanidad y contemplada en el decreto de Estado de Alarma.

 

Y con una decisión de carácter político, ha ordenado a las Fuerzas de Seguridad que abran una investigación similar a la que ya instruye contra otro dirigente del PP, Mariano Rajoy, tras ser grabado furtivamente dando un supuesto paseo al lado de su casa, si bien no existe constancia de que no estuviera sacando la basura o cualquiera de las excepciones que permite la norma.

 

 

La nota oficial de Franco, secretario general del PSOE madrileño y número dos de Ángel Gabilondo hasta su salto a la Delegación por designación directa de Pedro Sánchez, omite las circunstancias del acto e intenta, en plena celebración del emblemático 2 de mayo, señalar a Ayuso y a sus acompañantes, entre ellos el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.

"El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha ordenado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que se abra una investigación para determinar si se hubieran vulnerado algunas de las normas básicas, entre otras, las del distanciamiento social entre personas, reguladas en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el Estado de Alarma -actualmente vigente- para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 con motivo del acto celebrado hoy en las instalaciones del Recinto Ferial de IFEMA en Madrid".

 

Según la letra de su resolución, técnicamente tendría que investigar a los propios médicos y enfermeros, que fueron quienes provocaron la concentración espontánea el día que se clausuraba IFEMA tras dos semanas atendiendo a miles de pacientes con un resultado conmovedor: el 98% de ellos superó la enfermedad en una instalación montada en tiempo récord donde han prestado servicio cientos de voluntarios.

Fueron los sanitarios, y no las autoridades, quienes convirtieron el cierre de IFEMA en un acto emocionante

Y que de algún modo ha simbolizado el contraste entre la eficacia de la Comunidad de Madrid, y las Autonomías en general, y la del propio Gobierno. Ni Sánchez ni ninguno de sus ministros acudió al centro de visita, algo que sí ha hecho en este tiempo hasta el Rey de España.

De la intención política del Delegado del Gobierno da cuenta la rapidez con que su partido, el PSOE madrileño, ha presentado los hechos como un "mitin" y ha acusado a Díaz Ayuso de "no entender" la necesidad de "salir juntos" de esta crisis

 

El delegado del Gobierno @conJoseMFranco confirma la investigación sobre el cumplimiento de la normativa en estado de alarma en el "mitin" de @IdiazAyuso en #Ifema.

Las/los ciudadanos comprenden la importancia de salir juntos de esta crisis; @IdiazAyuso, no.#AyusoInvestigada https://t.co/Umk0Q5w2PU

— PSOE-Madrid (@psoe_m) May 1, 2020

 

Junto al mayoritario grupo de sanitarios que despidió a IFEMA entre aplausos y exigió test de detección para frenar el contagio masivo en su colectivo; otro reducido coreó consignas contra la Comunidad de Madrid.

Pero se da la circunstancia, según fuentes del Gobierno autonómico consultadas por ESdiario, que los participantes en esa protesta no habían trabajado en este hospital de campaña y se trasladaron a él para encabezar esa minoritaria respuesta.

El PSOE no quiso ir nunca

La propia presidenta madrileña explicó en su Twitter el acto, y las circunstancias que lo rodearon, con un mensaje que ha sido ignorado por Franco y que resume lo que allí pasó sin la presencia de ningún dirigente del PSOE, pese a que estaban invitados como el resto de fuerzas políticas que sí acudieron.

"Hoy hemos apagado el hospital de campaña de Ifema. Un evento controlado en aforo al que se han sumado numerosos efectivos. La felicidad, el gesto espontáneo y humano de todos, nos ha desbordado. Es cierto: hay que celebrar la vida pero también, guardar distancia", señaló.

Comenta esta noticia