18 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Quo Vadis Mari Tere

María Teresa Campos

María Teresa Campos

María Teresa Campos se ha metido en un jardín del que le va a costar salir. Y es que la matriarca del clan Campos le dijo unas palabras nada agradables a Jorge Javier en "Sábado Deluxe".

 

 

Mari Tere, ¿qué necesidad había? No entiendo nada. Con la trayectoria profesional que te precede, ¿qué necesidad había de terminar la carrera abarrotando con tu nombre titulares de todos los colores? Con el debido respeto y con todo el cariño del mundo, creo que lo último que necesitabas era entrar a ese juego de dimes y diretes, de tú me ofendes y yo te contesto de una cámara a otra, de un programa a otro. Tú, que desde el principio de tu carrera fuiste una periodista de raza, que desde la más tierna adolescencia te moviste como pez en el agua entre micrófonos, ¿quo Vadis Mari Tere?

¿Te acuerdas de tus primeros pasos en Radio Juventud de Málaga? Cuando regalabas la voz a los enamorados, a los cumpleañeros, a los amigos en la distancia… En Radio Juventud compartiste pecera con Diego Gómez y puede que alguna vez con mi padre. Él siempre hablaba de tu coraje, de tu capacidad de trabajo, de tus arrestos. ¡Aquellos maravillosos años de Mari Tere Campos! ¡La voz de Málaga!

 

¿Te acuerdas cuando fichaste por Radio Popular de Málaga para presentar Español Pop, un espacio musical que te dio la oportunidad de entrevistar a las grandes figuras de la canción, en una época en la que la creatividad y el ansia de libertad dio rienda suelta a grandes cantautores como Joan Manuel Serrat, Raimon o Lluis Llach? ¿Cómo le explico yo a estos millenials que gracias a tu espíritu combativo organizaste conciertos con todos ellos? Ojo, jugándotela con la censura. ¿Cómo les cuento que tu camino a la modernidad te llevó a conducir Mujeres 72, un programa en el que por primera vez se hablaba de mujeres libres y de feminismo? Entonces tú no militabas en ningún partido político, aun así, cediste el rostro al andalucismo. Años más tarde, en 1981, siendo directora de Informativos de Andalucía en Radio Cadena Española, fuiste tú la que leyó el manifiesto contra el Golpe de Estado del 23 F, una osadía que sectores extremistas se quisieron cobrar.

Eso se lo debes a Jesús Hermida que un día fulminó a Mari Tere para dar paso a María Teresa

Los jóvenes sólo te recuerdan como una más de la familia. Allí, enmarcada de negro, encajada en el salón de sus casas, coqueteando con la televisión. Eso se lo debes a Jesús Hermida que un día fulminó a Mari Tere para dar paso a María Teresa. El ex corresponsal de TVE en EE.UU te lanzó al estrellato con su nueva apuesta matinal, pero abandonaste al maestro para aceptar el puesto de subdirectora de Hoy por Hoy en la SER (con Iñaki Gabilondo como estandarte).

Cuentan las malas lenguas que eras dura, muy dura de pelar. Exigente como la que más, incluso tirana en ocasiones

El que ha probado la ponzoña de la televisión ya nunca la olvida. A los pocos meses de tu partida regresaste a TVE para sustituir al mismísimo Hermida. Obtuviste tal éxito que te bautizaron como la reina de las mañanas y así, desde lo alto de la noria, desde tu púlpito marujil te fuiste creciendo y creciendo. Un día la cadena pública se te quedó pequeña y saltaste a la privada, a la italiana, a de la margarita. De Esta es tu casa a Pasa la vida y más tarde a Día a día, programa con el que cosechaste los más altos índices de audiencia. Cuentan las malas lenguas que eras dura, muy dura de pelar. Exigente como la que más, incluso tirana en ocasiones. Tras casi 2.000 emisiones de Día a día, en julio de 2004 fichaste por Antena 3 con un contrato que te unía a la cadena hasta julio de 2007, a razón de 6 millones de euros por temporada. De genio fácil, te atreviste a llamar gilipollas a Paolo Vasile. Tu paso por la cadena de San Sebastián de los Reyes fue un auténtico fracaso y, tras un considerable parón, regresaste al redil de Telecinco. Otra vez al podio de las reinas de la televisión.

¿Qué necesidad había de sobreexponerte como un personaje cualquiera, como una más, en aquel innombrable docureality con tus hijas? Te quedaste sin ¡Qué tiempo tan feliz! Aireaste tus penas de amor hasta la saciedad. Todavía sigues haciéndolo. El sábado, en el Deluxe, te despediste cantando y mirando a la cámara Se me olvidó otra vez, un tema desgarrador que a mí me lleva a Chavela Vargas. Tú no, tú como don erre que erre, te has convertido en la despechada de Bigote Arrocet. ¿Para qué? ¿Por qué? Fuiste muy desagradable con Jorge Javier y con el equipo. No es que sea santo de mi devoción el de Badalona (prefiero al Vázquez bueno, a Jesús), de hecho, considero que también anda escaso de humildad; pero te pasaste, te pudo la prepotencia.

En estos casos, siempre digo lo mismo, la vida es una noria, subimos y bajamos constantemente. Al subir debemos hacerlo de la mano de la humildad y al bajar, aferrarnos a la fortaleza. Tú, que subiste escasa de humildad, agárrate a la fortaleza ahora que parece que vas de bajada. Tienes mucho bagaje del que presumir, no dejes que tu legado se manche al final del partido. No dejes que te lo emborrone nadie, no pierdas el oremus, ni siquiera por tus hijas. La maternidad no va de cubrir con fanales a nuestros hijos. Va de formar para dejar marchar. Deja que ellas construyan su barco, deja que naveguen solas entre tempestades y mares en calma. Tú ya has surcado los grandes océanos, es hora de atracar en tierra firme y descansar.

Comenta esta noticia
Update CMP