25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Boeing cae en bolsa como en el 11S por la crisis del 737

El grupo aeronáutico sufre el mayor descenso bursátil desde los atentados de Nueva York tras suspenderse en diversos países los vuelos del avión 737-MAX 8 después del accidente de Ethiopian.

Las autoridades de aviación civil del Reino Unido, Alemania, Francia, Irlanda, Austria, China, Australia, Malasia, Singapur, Omán, Corea del Sur, Mongolia e Indonesia, entre otros países, cancelan temporalmente los trayectos de este modelo  en su espacio aéreo. De momento, ya son 27 aerolíneas las que han decidido suspender temporalmente el uso de los aviones Boeing 737-MAX 8 tras el segundo accidente de este modelo en 5 meses. En octubre de 2918, un avión de la compañía Lion Air se estrelló en Indonesia y murieron 189 pasajeros.

Entre ellas, destacan China Southern Airlines (tiene 16 de estos aviones y había encargado otros 34), Air China o Shangai Airlines, ya que el país asiático es el mayor comprador de aviones de la firma estadounidense (cuenta con 71 y tiene pendiente la entrega de otros 104). También, Norwegian, con 18 aparatos y una gran presencia en los aeropuertos españoles. No obstante, otras 22 aerolíneas que tienen este tipo de avión han decidido seguir operando con él.

Ninguna empresa aérea española cuenta con este tipo de aeronave. Pero dos compañías con notable presencia en los aeropuertos españoles, como las líneas de bajo coste Norwegian y Ryanair, anuncian que seguirán operando con estos aparatos. TUI, el mayor turoperador del mundo, suspende temporalmente los vuelos de sus 15 Boeing 737 MAX.

De los más de 370 aviones de este modelo, el 40% está en tierra por decisiones de las compañías aéreas. Todo un duro golpe a la reputación de la mayor compañía de aeronaves del mundo, que sostiene que el avión es seguro para volar y que sobre la base de la información disponible no hay motivos para emitir nuevas directrices para operar la aeronave.

El presidente de Boeing, Dennis Muilenburg, trata de frenar estas suspensiones con una carta a la plantilla del grupo en el que reafirma la seguridad del avión. Pero Boeing sufre en Bolsa las dudas sobre la seguridad del MAX, que supone tres de cada cuatro aviones de la cartera de pedidos de Boeing, y que implica que están en riesgo 600.000 millones de dólares. El equivalente a los ingresos de 6 años.

El 737 MAX, que es una actualización del 737, tiene un precio medio de 128 millones de dólares, oscilando entre los 120 millones de la versión MAX 8 (la más cuestionada, por los dos accidentes en menos de 5 meses), y los 135 millones de la 10. Los 4.611 MAX pendientes de entrega a varias decenas de aerolíneas suponen el 77,5% de los 5.948 aviones que Boeing tiene comprometido fabricar en los próximos años. Es un modelo muy popular sobre todo en las aerolíneas de bajo coste.

Prudencia en EEUU

EEUU no se ha sumado a las suspensiones. Opta por exigir a Boeing que adelante a abril los cambios en parte del software del avión así como la actualización del manual para la tripulación como respuesta al accidente de Lion Air en octubre pasado. La FAA (equivalente a Aviación Civil) también asegura que no ha visto aún vinculación alguna entre los dos accidentes, en contra de la opinión de su homóloga china, que destaca que “los dos accidentes tuvieron como protagonistas aviones recién entregados Boeing 737 MAX-8K, y los dos ocurrieron en la fase de despegue, por lo que comparten algunas similitudes”.

American Airlines, que tiene 24 aviones Boeing 737 Max 8 en una flota de un millar, sigue junto a asociaciones de pilotos y tripulaciones la investigación sobre lo sucedido en Etiopía, pero no ha suspendido los vuelos de este modelo. Southwest Airlines, que tiene 34 aviones de ese modelo, sigue en esa línea. United Continental no tiene ningún Max 8, pero sí 14 aviones Max 9. Ryanair y Norwegian, las dos aerolíneas de bajo coste más populares en Europa, anuncian que seguirán operando sus Boeing con normalidad.

Caídas de hasta el 13% en Bolsa

La caída en Bolsa de Boeing, que llegó a ser del 13%, fue la mayor desde los ataques terroristas del 11S en 2001. En la sesión del lunes 11 de marzo perdió 13.000 millones de dólares en capitalización bursátil, tras caer el valor de la acción el 5,33%. Los títulos de la firma estadounidense se apreciaban un 30% en lo que iba de año hasta el viernes 8 de marzo, antes del siniestro del avión de Ethiopian. Tras el desplome de este lunes, ese incremento quedó temporalmente en la mitad y la compañía vio cómo en segundos se le evaporan 30.000 millones de capitalización bursátil.

La situación beneficia al gran competidor del 737 MAX, el  A320 Neo, y a Airbus. Tras el accidente de Ethiopian, el tercer mayor cliente del MAX, la compañía indonesia de bajo coste Lion Air, está estudiando cambiar sus pedidos a Airbus. Había solicitado 201 aeronaves y ya ha recibido 14, que son las que están en tierra ahora tras la orden dada por las autoridades del país. Y ha paralizado la entrega de un aparato, prevista para marzo. El cofundador de Lion Air, Rusdi Kirana, ya mostró su descontento el año pasado por la respuesta de Boeing al accidente y amenazó con eliminar sus pedidos por 22.000 millones de dólares.

La presentación mundial del Boeing 777X, que estaba prevista para el miércoles 13 de marzo en Seattle (EEUU), ha sido suspendida sine die tras el accidente del vuelo de Ethiopian Airlines que ha provocado la muerte de las 157 personas a bordo del Boeing 737-MAX 8 el domingo 10 de marzo.  “Ya encontraremos una nueva oportunidad de compartir nuestro nuevo avión con el mundo en un futuro próximo”, precisan en la compañía aeronáutica.

Comenta esta noticia
Update CMP