Dos policías sufren un golpe de calor tras ser obligados a patrullar con quads

Policía Local en las playas

Policía Local en las playas

El Parque de Bomberos de la Devesa del Saler, donde la policía local tiene el retén ahora en verano, lleva además dos meses sin aire acondicionado y sin dispositivos de agua.

Las altas temperaturas que se registraron este viernes en Valencia, unidas a las tareas por el elevado riesgo de incendios y la falta de efectivos y de recursos materiales en el Parque de Bomberos de la Devesa de El Saler, cuyo responsable es el alcalde de Valencia, Joan Ribó, jugaron una mala pasada a dos de los cuatro policías locales que este verano desarrollan su trabajo en esta zona.

Dos de los agentes del retén, que de mayo a septiembre están desplazados a la Devesa, sufrieron durante la tarde un golpe de calor, tras ser obligados por el jefe del mando policial a patrullar con quads por los caminos forestales, "sin agua y con temperaturas superiores a los 40 grados", según denuncian fuentes sindicales de la policía. 

Sobre las 18:30 horas, los agentes recibieron la orden de vigilar la zona forestal de El Saler, ante el elevado riesgo de incendios decretado en la zona. Para cumplir con su labor, y ante las elevadas temperaturas, los policías locales cogieron un todoterreno para patrullar por los caminos, "pero el responsable del retén les obligó a dejar el coche y a salir con quads", los vehículos que, habitualmente, utilizan para moverse por la arena y por las dunas de la Devesa del Saler. Eso provocó que sufrieran un golpe de calor y que uno de ellos tuviera incluso que acudir a urgencias y permanecer ingresado durante unas horas, "para administrarle sueros con un gotero por vía intravenosa, debido a la deshidratación que sufrió y con el fin de revertir su situación", indican fuentes médicas a ESdiarioCV

Debido a la pérdida de líquidos, los dos agentes permanecen ahora de baja, por lo que, "en estos momentos, los 18 kilómetros de playas del Saler, que durante este verano están atendidos por 4 policías locales, ahora solo están cubiertos por uno, ya que un tercer agente se encuentra de baja laboral por enfermedad desde hace unas semanas", señalan fuentes sindicales de la policía. Esta situación, por su propia seguridad y estando en nivel de alerta 4 antiterrosita, no es la más recomendable para el único agente que queda en servicio.

Las mismas fuentes indican también que el Parque de Bomberos de la Devesa del Saler, donde la policía local tiene el retén ahora en verano, lleva además dos meses sin aire acondicionado y sin dispositivos de agua fresca, "lo que pudo agravar la situación de golpe de calor de los dos agentes que fueron a realizar las labores de control de incendio durante la tarde de este viernes".

Carrera ciclista en Pinedo

La situación de riesgo a la que se expuso ayer a los agentes se vio complicada con la celebración de la prueba de la modalidad  'Carretera' que se disputó, a las 17:00 horas en la localidad de Pinedo, en la que participaron jóvenes de las Escuelas de Ciclismo y organizada por la 'Peña Ciclista Pinedo', en un circuito urbano de 1.200 metros, con salida y llegada en la Calle Travesía Pinedo del Mar.

Hasta ella tuvo que desplazarse otro de los policías del retén de la Devesa del Saler , quien tuvo que abandonar  su tareas de vigilancia en las playas y pistas forestales, según fuentes sindicales. Una prueba deportiva en la que, además, según ha denunciado la ex concejala de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, María Dolores Jiménez Díaz, en su cuenta de Twitter, se debería haber suspendido, dados los pocos efectivos policiales con los que se contaba y, sobre todo, "por las recomendaciones que la Conselleria de Sanidad estaba realizando por la alerta máxima de las temperaturas y ante los riesgos de que pudieran producirse golpes de calor o desvanecimientos".

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP