19 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Capón judicial para Echenique por tener sin contrato a su asistente

Un juzgado de Zaragoza ratifica que consintió una relación laboral irregular con el trabajador y confirma la multa por no darle de alta en la Seguridad Social.

Una juez ha vuelto a poner en evidencia a Pablo Echenique a cuenta de la contratación irregular de su asistente. El ‘número dos’ de Podemos recurrió a los tribunales tras la denuncia de la Seguridad Social y estos le han propinado un sonoro capón.

Así, el Juzgado de lo Social número 2 de Zaragoza ha ratificado la sanción al secretario de Organización podemita, que le impuso la Seguridad Social por la contratación irregular de su asistente. En concreto, la titular de la sala confirma que hubo una relación laboral entre el político y el trabajador y la sanción de más de 1.000 euros por incumplir la ley al no haberle dado de alta, según ha informado El Heraldo de Aragón.

El dirigente morado decidió recurrir a los tribunales tras perder la batalla administrativa contra la Inspección de la Seguridad Social, que inició una investigación oficial a finales de 2016 La infracción se cometió en dos periodos, desde septiembre de 2011 hasta junio de 2012 y desde marzo de 2015 hasta abril de 2016, aunque la sanción se circunscribe a la segunda etapa, puesto que habían transcurrido más de cuatro años desde el primer incumplimiento legal y, por tanto, los hechos han prescrito.

El fallo judicial, dictado el pasado día 10, alude a que el ‘número dos’ de Pablo Iglesias mantuvo al trabajador en el segundo periodo, desde marzo de 2015 hasta abril de 2016, para ayudarle en casa durante una hora al día y rechaza la tesis mantenida en todo momento por Echenique de otorgar al asistente toda la responsabilidad en el caso.

La juez deja bien claro que al existir una relación laboral Echenique tendría que haber dado de alta a su asistente en el régimen de empleados de hogar, en el que cotizan los trabajadores que asumen el cuidado de dependientes. Por todo ello, ratifica el expediente sancionador de la Seguridad Social, de más de 1.000 euros y que incluye la cotización que debería haber abonado entonces por tener al trabajador una hora al día, la propia sanción y un recargo del 20% por el dinero no abonado hace más de tres años.

El trabajo de su asistente consistía en asistirle en sus tareas personales, para lo que acudía a primera hora de la mañana al domicilio de Echenique los días laborables, aunque también iba los fines de semana cuando así se lo requería. Esta labor se alargaba en torno a una hora y cobraba 11 euros.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP