15 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Marhuenda estalla contra Sánchez: "A Junqueras solo le falta una estatua"

El periodista y director de "La Razón" ha explicado en un artículo quién tiene la sartén por el mango en el Gobierno de la legislatura que comienza.

Francisco Marhuenda lo tiene claro. Con la elección de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno no gana España, ni los españoles, ni los socialistas, siquiera. Ganan otros partidos que han decidido apoyar a un presidente y que han puesto y seguirán poniendo un alto precio a su voto favorable a las intenciones del PSOE.

Todo ello, es posible porque a juicio de Marhuenda, "el presidente que obtiene la designación con una minoría más exigua, pero sobre todo con una colección de aliados muy poco recomendables. Entre los ganadores no le incluyo, porque comienza un vía crucis que será muy duro como consecuencia de la inestabilidad de sus apoyos".

Además, tampoco incluye al PNV en su lista, porque "gana siempre. Es como la banca en los casinos". "A esta formación le importa un pepino la política española y España es solo una vaca a la que hay que ordeñar. Por ello, nada mejor que la inestabilidad y la debilidad institucional para hacer caja y conseguir nuevas concesiones", ha dicho.

De esta manera señala que "los auténticos ganadores de estas elecciones son Pablo Iglesias, Bildu y los independentistas de ERC" ya que "Unidas Podemos consigue llegar al gobierno y además será un compartimento estanco dentro del Consejo de Ministros con un vicepresidente político sin competencias, aunque con el bonito título de Asuntos Sociales. Un chollazo".

El otro ganador presentado por Marhuenda es "Bildu y su líder Otegi, porque gracias a su abstención regala la presidencia a Sánchez. Es francamente repugnante, porque los sucesores de Batasuna y algunos, además, “hijos” aventajados de ETA consiguen la honorabilidad política gracias al PSOE".

Además, para terminar indica que "la victoria de ERC y su líder en la cárcel, Oriol Junqueras, es sin paliativos, aunque tengan que renunciar, de momento, a la vía unilateral. No pudo ser más contundente. Las concesiones políticas se sucedieron una tras otra sin ningún rubor y la bancada socialista mostró que lo único importante es mantenerse en el poder".

De hecho, insiste en que "a Junqueras solo le falta pedir que pongan su nombre a una Sala del Congreso de los Diputados y que sustituyan uno de los leones de la puerta principal por una estatua suya".

Comenta esta noticia