14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El jefe de los Mossos culpa a la juez de la gran negligencia que lo cambió todo

Faltaba que Trapero echara la culpa a la juez. Ya lo ha hecho.

Faltaba que Trapero echara la culpa a la juez. Ya lo ha hecho.

El mayor Josep Lluís Trapero ha dado una entrevista a "Catalunya Radio" para ajustar cuentas con la Policía y la Guardia Civil y, de paso, colgarse unas cuantas medallas más.

A la titular del juzgado número 2 de Amposta, Sonia Nuez Rivera, le habría gustado no tener razón; pero la tenía. La juez que acudió al chalé de Alcanar advirtió en vano a los Mossos d'Esquadra de que tantas bombonas de butano y gas podrían ser para un atentado.

Los mandos de la policía catalana no sólo hicieron caso omiso a la intuición de la magistrada sino que además creyeron que exageraba, que lo que tenían delante se trataba simplemente de un laboratorio de drogas.

Al final este lunes al mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, no le quedó más remedio que reconocer que existió tal advertencia de la juez. Pero a su vez descargó toda responsabilidad sobre ella por no haber abierto una investigación si realmente vio algo raro.

En una entrevista en Catalunya Radio, Trapero confirmó que la magistrada preguntó a los Mossos si con una bombona podía hacerse una bomba, y a renglón seguido, sacudiéndose toda responsabilidad, añadió que si ella hubiera pensado que la explosión de Alcanar estaba relacionada con el terrorismo "habría abierto una investigación" . 

Trapero vino a decir que ellos son unos mandados. "En una investigación policial, el magistrado siempre tiene la última palabra. Si ella hubiera querido indagar en la hipótesis (la del atentado), habría podido hacerlo", subrayó.  

Asimismo negó que la Guardia Civil ofreciera sus Tedax a los Mossos para inspeccionar el chalé de Alcanar. "La Guardia Civil en ningún caso hizo ningún ofrecimiento porque no hubiera tenido ningún sentido. Mossos tiene su propio Tedax y estaba activado desde el primer momento", sostuvo.

Y, de paso, se volvió a quejar de la falta de fluidez en la información que llega al Cuerpo. "La información que viene de cualquier país, especialmente del entorno europeo, entra por una ventanilla en Madrid controlada por el Cuerpo Nacional de Policía y ellos hacen el reparto de esta información y en este reparto el Cuerpo de Mossos no suele salir bien parado".

Comenta esta noticia