27 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Calviño revela por error la verdad no oficial del Gobierno: el miedo a rebrotes

Nadia Calviño junto al candidato del PSdeG y a la alcaldesa de La Coruña.

Nadia Calviño junto al candidato del PSdeG y a la alcaldesa de La Coruña.

Primero fue la ministra de Igualdad y ahora la vicepresidenta económica. Es la segunda vez que un miembro del Gobierno cuenta una versión no edulcorada pero más acorde a la realidad.

Pasó con Irene Montero y ahora con Nadia Calviño. Nuevamente un miembro del Gobierno de Pedro Sánchez reconoce la verdad no oficial, la inconfesable, cuando cree que nadie está escuchando. 

Y esa verdad es que el Ejecutivo tiene miedo a que los rebrotes se le vayan de las manos al recuperar la movilidad entre comunidades y reabrir los aeropuertos y los puertos al turismo europeo y extranjero sin hacer pruebas PCR generalizadas. Y tras constatar que el fin del estado de alarma ha dado paso a una avalancha de pateras -como ya adelantó ESdiario- con muchos positivos por Covid-19 a bordo. Especialmente en Canarias.

 

La vicepresidenta económica se sinceró este domingo ante la alcaldesa de La Coruña, Inés Rey, pero solo porque pensaba que estaban a salvo de oídos indiscretos. Ocurrió después de un acto de campaña en el que Calviño participó para apoyar al candidato del PSdeG a las elecciones gallegas, Gonzalo Caballero.

Después, ellos tres y el resto de la comitiva socialista se dispusieron a dar un paseo por el centro de la ciudad. Calviño y Rey iban hablando sobre la vuelta del turismo a La Coruña, tanto nacional (especialmente madrileños), como internacional: se trata de la ciudad con mayor número de visitantes extranjeros de toda Galicia (en torno a un tercio). 

En ésas que la alcaldesa le confesó a la número cuatro del Gobierno: "Yo tengo un poco de miedo". Un cargo del PSdeG añadió, a modo de explicación para Calviño: "Está habiendo rebrotes aquí". Y la respuesta de esta última fue: "Es que haces bien en tenerlo ¿eh? de verdad". A lo que la alcaldesa continuó: "En la Marina, un repunte en una familia...". 

Las imágenes fueron captadas por la cámara del PSdeG, que no obstante no reparó en que parte del sonido era perfectamente audible. ESdiario ha subtitulado la conversación, y la respuesta de Calviño es clara. 

El mensaje de la vicepresidenta económica bajo la mascarilla roja del PSdeG choca frontalmente con los que viene trasladando el Gobierno en público. En La Moncloa, la palabra miedo está prohibida, no está en el vocabulario de Sánchez ni de sus ministros esta nueva normalidad.

El presidente, el ministro de Sanidad, Fernando Simón... todos apelan a la responsabilidad individual, todos se felicitan por la rapidez con la que los sistemas sanitarios de las comunidades están detectando y aislando los nuevos focos. 

Sin ir más lejos, este domingo Sánchez destacó que la detección "precoz" está siendo una gran aliada contra el coronavirus pero llamó a "no bajar la guardia". Aunque en ningún momento habló de miedo, mientras la presidenta de la Comunidad de Madrid sigue clamando en el desierto por un protocolo en el aeropuerto de Barajas mucho más férreo que el actual; un "coladero", según Isabel Díaz Ayuso.

El Gobierno nuevamente se escuda en que no quiere generar alarma. El propio presidente reconocía el fin de semana en La Vanguardia que tal vez debía haberse decretado antes el estado de alarma, pero que no lo hizo porque "la sociedad española y muchas fuerzas políticas no lo hubieran entendido con un número de fallecidos inferior al que teníamos en la segunda semana de marzo".

Cabe recordar, por último, lo que algunos adversarios políticos de Alberto Núñez Feijóo cuando el presidente gallego manifestó su temor a que la vuelta de los madrileños y catalanes a Galicia empeorara la situación sanitaria de la comunidad. El candidato socialista, sin ir más lejos, tildó sus palabras de "xenófobas" por "demonizar" a las dos comunidades.  

Comenta esta noticia