29 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La última confesión de Albert Rivera sobre la "banda de Pedro Sánchez"

Albert Rivera durante la presentación de su libro 'Un ciudadano libre'

Albert Rivera durante la presentación de su libro 'Un ciudadano libre'

El que fuera líder de Ciudadanos ha relatado cómo a Sánchez se le "ha caído la careta" y poco a poco se ha ido cumpliendo su plan.

El plan de Sánchez se está cumpliendo. Así lo ha puesto de manifiesto el que fuera líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que ha asegurado que ya vio lo que se avecinaba, pero "intentó transmitirlo sin éxito".

Y es que tras el anuncio de este miércoles en el que el ministro de Justicia aseguró que se iban a comenzar a tramitar los indultos a los líderes encarcelados por el procés, poco a poco, todo lo que Sánchez transmitió a Rivera se va cumpliendo.

De hecho, ha confesado en una entrevista en Cope donde ha presentado su libro 'Un ciudadano libre', que el propio Sánchez se lo dijo en persona. "Que iba a votar con Podemos y que no iba a romper con los nacionalistas", ha señalado. "Todo lo que advertimos, los pactos con los herederos de ETA; las negociaciones económicas con Podemos, los indultos... Me entristece mucho lo que veo, pero por lo menos no estábamos locos, solo vimos lo que iba a suceder", ha dicho.

 Por ello, cree que a Sánchez se le ha "caído la careta", aunque cree que le "venció" en las urnas con su estrategia de márketing que consiguió colgarle el "sambenito de facha" a Ciudadanos, pero "él está en La Moncloa".

De hecho, cree que el presidente del Gobierno "tiene una estrategia para una decada", ya que "en 48 horas estamos viviendo un asalto al Estado de Derecho", tras arrinconar al Rey y hablar de indultos. "La Justicia y el Rey están viendo cómo se tramitan unos indultos a los socios de Sánchez. ¿Usted se imagina que se pacte con los violadores el delito de agresión sexual? Pues, Sánchez está negociando el Código Penal con los sediciosos", ha señalado.

Y es que, a juicio de Rivera, se está poniendo "al Estado de Derecho en jaque, con un Gobierno que quiere cambiar el Código Penal con sus socios o que impide al Rey pisar Barcelona", con el único objetivo de congraciarse con los separatistas y "el único responsable es Sánchez".

De hecho, considera "surrealista y amoral", reformar las penas de los delitos de sedición porque "ellos dicen que lo van a volver a intentar y si les reducen las penas lo volverán a hacer". "Lo que me alucina son las tragaderas de los españoles, que no te ha dado tiempo a recuperarte de la hostia anterior para que te llegue la siguiente. Nos estamos acostumbrando", ha destacado.

Sobre Arrimadas

Sin embargo, a pesar de su discurso crítico con Sánchez, no quiere "tutelar" al Ciudadanos de Inés Arrimadas, que está dispuesto a llegar a acuerdos presupuestarios con el Gobierno, aunque tampoco va a dejar de decir que "Sánchez tiene una banda: Bildu, los separatistas, o los que quiere montar esa nueva república sin contar con los españoles".

Por ello, y echando la vista atrás cree que los acuerdos que firmó con el Gobierno de Mariano Rajoy fueron buenos ya que se consiguió "la estabilidad presupuestaria y política. Más allá de los errores, por lo menos hace dos o tres años, estábamos mejor que ahora", ha dicho.

De esta manera, y aunque ha asegurado que la etapa como político "está cerrada", va a pensar "como ciudadano qué se puede hacer para lograr un cambio político, quiero que me bajen los impuestos, que se defienda la unidad de España, quiero acuerdos de Estado... pero hace falta ambición, valentía y generosidad".

Así, ha pedido que "los españoles no nos aletarguemos cuando conceden indultos, cuando cesan a la Guardia Civil... porque al final triunfan los que hacen el mal".

Comenta esta noticia