15 de noviembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Empieza la guerra fría entre Fran Rivera y Eugenia Martínez de Irujo

Fran y Eugenia, a la greña por Tana

Fran y Eugenia, a la greña por Tana

Ya nada queda de lo que hubo entre el diestro y la duquesa. La ex pareja solo comparte una hija en común. A Tana le encantaría que sus padres se llevaran bien pero eso parece imposible.

La mayoría de edad de Cayetana Rivera se ha convertido en objeto de enfrentamiento para sus padres. Y es que se ha abierto una nueva brecha entre Fran Rivera y Eugenia Martínez de Irujo a consecuencia de las fotografías donde el torero posa con su hija y la presenta en sociedad. Las mismas han sido cedidas a los medios de forma gratuita y se han hecho con la intención de que la joven no se convierta en objeto de deseo ni de persecución para los fotógrafos. Según cuentan, la duquesa de Montoro estaba al tanto de todo. Sin embargo, ahora lo niega. Parece extraño que Rivera Ordóñez pudiera haber hecho algo así sin comunicárselo a su ex mujer, y más tratándose de una cuestión relacionada con Tana, que es cosa de ambos. Y más sorprendente es cuando se conoce que a Eugenia se le ofreció aparecer en el posado pero declinó. Sea como fuere, estamos ante un hecho que evidencia que lo del torero y la duquesa es irreconciliable. Una pena, la verdad.

Las cosas se torcieron entre Fran y Eugenia el día en que él decidió acudir a los tribunales para solicitar la custodia compartida. Según expresó entonces, todo obedecía a un deseo de Tana de pasar más tiempo con él. Se daban las circunstancias porque el diestro había aminorado su ritmo de trabajo y estaba más estabilizado. Lourdes Montes ya había aparecido en su vida y su universo era otro. Su petición cayó como una bomba en la casa de Alba. La duquesa no entendió como su yerno favorito podía hacer algo así y, a partir de ese momento, lo borró de su lista de los afectos. Idéntico comportamiento siguió Cayetano Martínez de Irujo y el resto de sus hermanos. Por su parte, Eugenia manifestó no entender lo que sucedía dado que siempre se había mostrado flexible en cuanto a horarios y días para que su ex marido pudiera disfrutar de su hija. El juicio dio la razón a la madre y el padre se mostró muy contrariado. Mientras tanto, Tana siguió igual que siempre con ambos. Jamás se supo si la petición partió de ella, tal y como alegó Fran. Y ahí se escribió un capítulo que separó para siempre a los que un día matrimoniaron con gran pompa y boato en Sevilla.

De Cayetana Rivera Martínez de Irujo poco se sabe, tan solo lo que ella ha compartido en una red social. Ha afirmado que se lleva muy bien con sus tíos, especialmente con Cayetano Rivera y Fernando Martínez de Irujo. También que le encantaría que sus padres mantuvieran una buena relación. Afirma que cada día se acuerda de su abuela Carmen y que Cayetana de Alba fue una gran mujer. Tana es guapa, divertida y chispeante. Le encanta compartir con su grupo de amigos. Según el día, así se lleva con Lourdes Montes. Ha demostrado que sabe mimar y proteger cuando toca, como hizo con su madre cuando lloraba desconsolada en el funeral de la recordada Cayetana de Alba. Los medios no parecen molestarla en exceso. Famosa desde la cuna, está acostumbrada al interés que su familia despierta. Sin duda, alguien que conoce sus orígenes y no le pesan, que ya es mucho.

Comenta esta noticia
Update CMP