23 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La peor pesadilla de Díaz promete convertir el 2018 en un calvario para el PSOE

Chaves, Griñán y Zarrías en el banquillo este miércoles.

Chaves, Griñán y Zarrías en el banquillo este miércoles.

Por más que la lideresa andaluza ha intentado poner cortafuegos y Pedro Sánchez se ha lavado las manos el nuevo año puede ser letal para los socialistas, según señala Antonio Martín Beaumont

Se avecina un año complicado para el PSOE de Pedro Sánchez. Y es que, tal como señala Antonio Martín Beaumont este miércoles en su artículo de La Razón, "el juicio por el escándalo de los expedientes de regulación de empleo, que suma más de 250 imputados, promete convertir el año 2018 en un calvario para el PSOE". 

No en vano, "pone en la picota a toda una época del socialismo y afecta de lleno a dos de sus figuras más ilustres y representativas. Manuel Chaves y José Antonio Griñán fueron presidentes de la Junta de Andalucía, pero también presidentes del partido. Aunque dejaron de estar en primera línea de la actividad pública porque la abandonaron cuando fueron señaladas sus responsabilidades en el fraude de los ERE, el proceso sólo servirá para dañar la imagen de las siglas". 

 

Recuerda Beaumont que "su sucesora al frente de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se ha cuidado y mucho de tenerlos cerca. "Mejor apartados de Susana", apunta un susanista importante. El golpe se ha tratado de aislar tachándolo como "un asunto del pasado", y en torno a la presidenta se ha establecido un auténtico cortafuego. Aunque la procesión va por dentro". 

 

Y para muestra la celebración del 40 aniversario de la reivindicación del estatuto de autonomía en la que estuvo rodeada de un mar de banderas andaluzas y bajo la mirada de los dos primeros presidentes de la Junta, Rafael Escudero y José Rodríguez de la Borbolla: "Tanto Chaves como Griñán fueron los grandes ausentes del acto. Nadie de la actual dirección socialista les echó en falta".

La dirección federal del PSOE también se lava las manos, "al fin y al cabo, el secretario general del partido está haciendo de la regeneración de la Democracia una de sus banderas". Y es que desde Ferraz tienen claro que  "es malo para todos". 

 

Beaumont no tiene dudas: "Si Gürtel devino en el caso PP, sobran razones para hablar ahora del caso PSOE. Porque el proceso judicial va a serlo sobre toda una forma de hacer política en la Junta donde, a la vista del historial del asunto, se confundieron los intereses de Andalucía con los de las siglas reinantes y se repartió el dinero público para favorecer a los cercanos al partido".

Con estas trazas, "la pena de telediario se observa como un trance incómodo y complicado, por supuesto, pero una condena de Manuel Chaves y de José Antonio Griñán supondría un daño colateral muy grave para la marca y ensombrecería las figuras de quienes ahora mismo, en el ejercicio del cargo, presumen de ser ejemplares. Y, además, luchan con todas sus fuerzas por parecerlo". 

Comenta esta noticia
Update CMP