19 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El superávit comercial cae por el recorte en la automoción

El descenso de las exportaciones y la mayor demanda de vehículos que no se fabrican dentro de las fronteras nacionales ha supuesto un recorte de más del 20% en la balanza de pagos.

La industria española de fabricación de automóviles, motocicletas y componentes contabilizó un superávit comercial –diferencia entre exportaciones e importaciones– por importe de 3.694,1 millones de euros entre enero y noviembre del año pasado, un 20,4% menos en la comparativa con los mismos meses de 2018.

Según datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, las exportaciones del sector de la automoción nacional se situaron en 41.100,7 millones de euros en los once primeros meses del año pasado, un 1,6% menos, con unas importaciones por importe de 37.406,6 millones de euros, un 0,7% más.

Fuentes del sector explican que este retroceso en el superávit comercial de la industria automovilística es consecuencia del descenso de las exportaciones y de la mayor demanda de vehículos que no se fabrican dentro de las fronteras nacionales, principalmente todocaminos, pero no es baladí la cantidad de trabas y palos que desde el gobierno han puesto a esta industria clave en nuestra economía, especialmente contra la tecnología diésel.

Los fabricantes de automóviles y motocicletas registraron un superávit de 10.416,6 millones de euros al término de los once primeros meses de 2019, un 1,7% menos, mientras que los fabricantes de componentes registraron un déficit de 6.722 millones de euros, un 12,8% más.

En noviembre de 2019, el conjunto del sector (fabricantes de automóviles, motocicletas y componentes) contabilizó un dato positivo de balanza comercial, con 592,7 millones de euros, un 28,4% de crecimiento.

Las exportaciones mensuales del sector fueron de 4.040,6 millones de euros, un 1,1% de crecimiento respecto a dicho mes de 2018, al tiempo que las importaciones en noviembre bajaron un 2,5%, con 3.447,9 millones de euros.

Los fabricantes de automóviles y motocicletas aumentaron un 36% el superávit comercial en el penúltimo mes del año pasado, con una cifra de 1.386,7 millones de euros, mientras que la industria de componentes aumentó un 42% su déficit, con 794 millones de euros.

Comenta esta noticia
Update CMP