05 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tezanos prepara un CIS telefónico sobre el Covid 19 que levantará suspicacias

La gestión de Sánchez e Illa, a examen en el CIS.

La gestión de Sánchez e Illa, a examen en el CIS.

Por primera vez en su historia, el Centro de Investigaciones Sociológicas ultima un barómetro monográfico con entrevistas no presenciales. Augura, como los anteriores, polémica.

En los partidos de la oposición, ya están en guardia. Llega en breve la primera gran macroencuesta sobre la gestión del Gobierno sobre la pandemia del coronavirus.

El sondeo que debería resolver la opinión de los españoles sobre la autorización de las manifestaciones del 8-M, el estado de alarma y su prórroga, la falta de material sanitario en los hospitales, la labor del Ejército pero también la de los políticos, los fiascos de las mascarillas y los test fake. En definitiva, el primer examen a la gestión de Pedro Sánchez y su ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Debería resolver todas esas preguntas salvo que la encuesta vuelve a estar en manos de José Félix Tezamos y su CIS, sospechoso habitual desde su salto de la Ejecutiva del PSOE  a la Presidencia del órgano demóscopico oficial. Más aún cuando se sabe que el barómetro de abril va a ser inédito, el primero realizado en base a encuestas telefónica. Todo un terreno sin explorar y con complicaciones de verificación añadidas.

De hecho, desde su llegada al cargo, PP, Vox y Cs, han exigido en varias ocasiones a Tezanos que explicara la "metodología" de sus polémicos sondeos.

 

José Félix Tezanos, en una comparecencia en el Congreso sobre su gestión en el CIS.

 

El CIS está realizando estos días por teléfono sus encuestas para su barómetro de abril, renunciando de forma excepcional a sus entrevistas personales debido a las restricciones impuestas por el estado de alarma contra el coronavirus, y ha decidido aprovechar la situación de confinamiento generalizado para centrar el estudio en conocer la opinión de los españoles sobre la pandemia.

A diferencias de las encuestadoras privadas, el CIS no suele recurrir a cuestionarios vía telefónica y sus barómetros mensuales se basan en entrevistas personales realizadas en el domicilio del encuestado.

Así se hizo hasta el pasado marzo, ya que el trabajo de campo se completó antes de decretarse el estado de alarma, pero este mes ha tenido que renunciar a las entrevistas personales y recurrir de forma excepcional a llamadas telefónicas.

Para este barómetro de abril se mantendrá el tamaño de muestra de estos estudios mensuiales, que el equipo de Tezanos cifró en 3.000 entrevistas, y recogerá las preguntas habituales sobre la percepción de los problemas de España y la intención de voto.

Ahora bien, el CIS dedicará el grueso de sus preguntas al Covid, lo que permitirá conocer la opinión de los españoles sobre la pandemia, su incidencia en las familias y la gestión que se está haciendo. A buen seguro, Tezanos no volverá a dejar a nadie indiferente.

M.B
Comenta esta noticia