17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El récord más triste de Sánchez que le convierte en el presidente más oscuro

El presidente en funciones esquiva como nadie el control del Congreso y del Senado: las cifras alcanzan cifras históricas y le confirman como el dirigente menos transparente en lustros.

Pedro Sánchez acumula un récord sin precedentes en España, pero no es para sentirse demasiado orgulloso: es el inquilino de Moncloa que lleva más tiempo sin someterse a ningún tipo de control ni en el Congreso ni en el Senado: medio año sin pasar por uno de los trances más genuinos de una democracia parlamentaria.

Con un agravante: lo hace con el menor grupo propio que nunca ha tenido un presidente en ejercicio, los apenas 80 diputados el inicio ahora reconvertidos, tras las Generales, a 123. El recuento lo hace La Razón, que pone cifras al espectáculo tras detallar las últimas cuestiones a las que tuvo a ben responder sobre cuestiones muy genéricas:

"Las tres preguntas, formuladas por Pablo Casado, Gabriel Rufián y Aitor Esteban, a las que Pedro Sánchez dio respuesta en el Congreso de los Diputados el pasado 27 de febrero. Desde ese día, el ahora presidente del Gobierno en funciones no ha vuelto a contestar a los partidos de la oposición", detalla.

 

"Ni en Pleno ni en Comisión Permanente. Casi seis meses sin que el jefe del Ejecutivo se someta al control parlamentario. Un total de 176 días hasta hoy, que es probable que se prolonguen durante, al menos, las próximas dos semanas", explica el rotativo.

Sin transparencia

Para ahondar en ese oscurantismo, el propio Consejo de Transparencia, dependiente técnicamente del Gobierno, ha tenido que denunciar la falta de la misma en La Moncloa. En concreto, triplica los incumplimientos previos de cualquier otro dirigente y ha llegado al punto de no responder siquiera a las resoluciones en algunos casos sonados.

Lo curioso es que el mismo Pedro Sánchez que esquiva ahora el control parlamentario exigía a su propio partido, cuando le depuso como secretario general y le llevó a dimitir como diputado, que obligara a Rajoy a comparecer en el Congreso para hablar de corrupción, algo que ya había hecho en incontables ocasiones en el parlamento e incluso en un juzgado.

Comenta esta noticia
Update CMP