22 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Garzón, en el punto de mira, por rendirse incondicionalmente ante Iglesias

Alberto Garzón junto a Pablo Iglesias en un acto electoral

Alberto Garzón junto a Pablo Iglesias en un acto electoral

Izquierda Unida celebrará su asamblea, previsiblemente, en el próximo mes de enero y ya se afilan los cuchillos por la sumisión total de la formación ante Podemos que pretende el PCE.

La rendición incondicional de Alberto Garzón ante Pablo Iglesias, permitiendo la fagocitación de Izquierda Unida por parte de Podemos, ha colocado al actual ministro de Consumo en el punto de mira. Mientras su número dos, y secretario general del PCE, Enrique Santiago, piensa defender  la necesidad de "superar" Izquierda Unida en su próxima asamblea federal, prevista en enero, y lograr un proceso de convergencia que amplié la actual Unidas Podemos,  ya han salido voces críticas que no permitirán que IU desaparezca.

De hecho, el miembro de la coordinadora federal de IU, José Antonio García Rubio, crítico con la actual estrategia de la formación, ha avanzado su intención de presentar en la próxima asamblea,  una candidatura para aspirar a la dirección del partido con el objetivo de "revertir la fusión con Podemos".

 Ha sido el propio García Rubio quien ha informado ya a su asamblea de base de sus planes de encabezar esta candidatura bajo el lema 'La izquierda necesaria' y dirigida a "recuperar la soberanía de IU". García Rubio se encuadra en el sector crítico con Alberto Garzón, a través de la corriente '+Izquierda' y ha desempeñado cargos en áreas de empleo y economía del partido.

Mientras tanto, el núcleo duro del ministro, con Santiago liderando el PCE apuesta por una convergencia mayor con Podemos, para garantizar, de esta manera una representación mayor que si concurrieran a las elecciones como un partido independiente. 

De hecho, la coalición existente ahora mismo parece escasa para el líder comunista que pretende "continuar desmontando la IU conformada en la práctica como partido político" y desarrollar elementos "característicos de un nuevo movimiento político social", donde puedan convivir "partidos, gentes independientes, colectivos sociales y sindicales, que tengan un programa común que será el nexo de unión y compromiso". 

Comenta esta noticia