15 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La cara de grima de la deportista premiada por Torra al sonar el himno español

El soberanismo premia a uno de los suyos, una atleta que gana carreras internacionales y bufa, gesticula y hace aspavientos cuando escucha el Himno de España.

Se llama Nuria Picas, es una atleta internacionalmente puntera en carreras por la monta y, además, una musa del independentismo que este jueves recibirá de manos de Quim Torra la Cruz de San Jordi, unas distinciones transformadas por la Generalitat en una recompensa a los más fieles al soberanismo.

Picas, que compite en el mundo bajo bandera española aunque no le guste, es una independentista declarada que posa habitualmente con la estelada, reclama la independencia y considera que España, aunque le tiene "cariño", tiene la obligación de permitir que Cataluña disponga de un Estado propio.

De su fidelidad al separatismo y su repudio de España da cuenta una imagen que vuelve a estar de actualidad con el galardón de Torra. Ocurrió en 2014, en París, cuando fue reconocida como la mejor corredora del mundo en carreras por montaña de larga distancia y, al recibir el premio, sonó el himno de España. Sus muecas, bufidos, gestos y desagrado lo dicen todo:

 

 

Aquelarre soberanista

Picas será distinguida en una ceremonia convertida en un auténtica aquelarre soberanista con Quim Torra de maestro de ceremonias. El presidente de la Generalitat entregará este jueves por la tarde la Creu de Sant Jordi a 28 personalidades y 15 entidades, una edición marcada por que uno de los premiados es el futbolista Leo Messi, y porque otra de las inicialmente galardonadas, la expresidenta del Parlament Núria de Gispert, ha renunciado a ella.

La Creu de Sant Jordi es una de las máximas distinciones que concede la Generalitat, y reconoce a personas y a organizaciones destacadas por "los servicios prestados a Catalunya en defensa de su identidad o en el plano cívico y cultural".

 

 

Varios partidos protestaron por que la expresidenta del Parlament Núria de Gispert estuviera en el listado: recordaron que fue reprobada en 2018 por la propia Cámara por "comentarios vejatorios" contra otros líderes políticos.

"Cerdos"

Dos días más tarde de saberse que le concedían la distinción, ella misma publicó en Twitter un mensaje de cadena en el que compara a miembros de PP y Cs con cerdos y lo dedicaba a todos los que desean "que vuelva la dignidad" a las instituciones catalanas -lo borró-.

Las críticas contra la Generalitat arreciaron pero Torra dio inicialmente la polémica por zanjada y dijo que no le retiraría la Creu; sin embargo, días más tarde De Gispert escribió una carta al Govern en que ponía a su disposición la Creu, y el Govern lo interpretó como una "renuncia" y lo aceptó.

Comenta esta noticia
Update CMP