05 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El barón más brusco de Ciudadanos amenaza con la guerra total a Arrimadas

Las últimas decisiones de la gestora, sustituyendo a varios portavoces, han desatado las críticas contra el "modelo de partido" que pretende la líder de Ciudadanos.

Las aguas corren revueltas en Ciudadanos después de la destitución de los portavoces en Asturias y Castilla-La Mancha lo que ha llevado a uno de los pesos pesados del partido, Francisco Igea a renunciar como secretario regional de Programas de Cs Castilla y León.

Por ello, el barón naranja, vicepresidente de la Junta de Castilla y León, ha decido dar un paso al frente y postularse como sucesor de Albert Rivera si el "modelo de partido" de Inés Arrimadas es el actual. Una vez más, desde aquellas tierras llegan las tensiones del díscolo por antonomasia del partido.

Así, Igea ha asegurado en una entrevista en la Cadena Ser que "pensamos que Inés es la mejor candidata, pero queremos saber cuál es su modelo de partido. Pero si su modelo es este sí, nos presentaremos para presentar otro modelo".

De hecho, ha explicado que lo que desea es que Arrimadas explique si su modelo es "participativo" o si, por el contrario, "es el de un partido centralista en el que se toman las decisiones de arriba abajo". "Si los modelos de partido son diferentes, pues habrá dos candidaturas. Y no pasa nada, ya las ha habido", ha sostenido Igea unos minutos después en declaraciones a Onda Cero, dejando claro que su equipo está "decidido" a defender una alternativa.

 Además, ha pedido a Arrimadas que explique la sustitución de varios de los portavoces ya que "las decisiones que se tomaron ayer por parte de la gestora van en contra de la imparcialidad que debía regir en un órgano", ha lamentado.

"Neutralidad"

En esta línea, Igea ha insistido en que la decisión de nombrar nuevos portavoces era "innecesaria" y que solo "añade más dolor y más intolerancia a la crítica". "Es justo lo que no necesitábamos en el partido", ya que para "resolver la crisis" debería llegarse al congreso de la formación y llevar a cabo un debate.

"Deberíamos gestionar este proceso de manera neutral. Y estas decisiones premian y castigan y retiran de sus cargos a personas que han trabajado muchos años en la Ejecutiva. No ayuda en nada", ha concluido.

Comenta esta noticia