23 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Rey desembarca en Bolivia con Iglesias celebrando la victoria populista

Felipe VI ya está en La Paz, recibido con honores, en una comitiva incómoda: el vicepresidente que quiere relevarlo acude a la toma de posesión de otro presidente populista.

El Rey ya está en Bolivia desde anoche, donde fue recibido con honores. Pero no llegó solo a La Paz, Era cuestión de tiempo que Pablo Iglesias protagonizara algún viaje en representación del Estado. Y la toma de posesión de un jefe de gobierno populista sudamericano se presentaba como la ocasión propicia, así que el vicepresidente no se lo ha pensado y se ha colado en la expedición institucional española, a pesar de que en esta ya figura la ministra de Exteriores en nombre del Gobierno y, sobre todo, el jefe del Estado.

En concreto, como ya adelantó ESdiario y ahora amplía con nuevos detalles, el monarca representa a España en la toma de posesión del presidente de Bolivia, Luis Arce, este domingo 8 de noviembre, y como es habitual en estas ocasiones, viaja acompañado por la titular de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, según consta en las agendas oficiales de ambos. Pero en esta ocasión se ha colado el vicepresidente Iglesias que, según fuentes de su equipo, "encabezará la comitiva del Gobierno".

 

Iglesias celebró el resultado de las recientes elecciones generales en Bolivia con la victoria de Luis Arce, que a su juicio supusieron una "lección ciudadana al golpismo". Y tal entusiasmo tiene por ese resultado que no ha dudo en sumarse a una expedición incómoda: tendrá que mantener contacto con la figura institucional a la que, cada vez con menos disimulo, aspira a relevar.

"Dejaron votar a los bolivianos y lo han vuelto a decir muy claro. Nueva victoria histórica del Movimiento al Socialismo y lección ciudadana al golpismo. Felicidades presidente", señaló en Twitter para destacar el resultado del partido del expresidente Evo Morales.

Es la cuarta ocasión en que el Gobierno decide enviar al Rey para representar a España en la toma de posesión de un presidente iberoamericano, después de los de México en 2018, Panamá en 2019 y Uruguay a principios de 2020. En esta ocasión, no obstante, su protagonismo se verá contrarrestado por la presencia de Iglesias. En un clima entre ambos que no trascenderá pero que, con seguridad, estará presidido por el recelo mutuo.

Comenta esta noticia
Update CMP