17 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La foto de Blanco que resume el horror infinito de ETA y señala a sus cómplices

La Fundación presidida por la hermana del héroe de Ermua golpea la conciencia y señala a quienes, aún hoy en día, miran para otro lado con las víctimas del terrorismo: Bildu y Otegi.

 

Todo un golpe a la conciencia y contra el olvido. El contraste es abrumador en el aniversario del cruel asesinato de Miguel Ángel Blanco, asesinado hace ahora 21 años por pistoleros de ETA tras secuestrarle, mantener en vilo a todo un país y finalmente ejecutarle a sangre fría para dejarle tirado moribundo en un descampado.

Todo ese dolor, pero también todo el silencio de quienes no le recuerdan, concentrado en una terrible imagen difundida por la propia hermana de Miguel Ángel, Mari Mar Blanco, a través de la Fundación que preside ella misma y lleva el nombre del concejal de Ermua, símbolo de la resistencia al terror y del horror que causó. No es una imagen nueva y optamos por dfundirla al ser pública ya para cualquiera por decisión expresa de los Blanco, en un acto de valor que siempre les ha caracterizado.

 

La fotografía del cadáver de Blanco, amortajado en el féretro que tantos visitaron para rendirle homenaje y gritar 'Basta ya' con las manos blancas al aire, es un mensaje demoledor en sí mismo y un tributo al joven político del PP que, con su martirio, arrinconó a ETA y movilizó a toda España:

"Todos los ciudadanos españoles con uso de razón recuerdan dónde estaban, qué hacían, cómo esperaron impaciente y, muchos, esperanzadamente el desenlace del secuestro de Miguel Ángel Blanco. Los días 10, 11 y 12 de julio de 1997 han pasado a la historia de nuestro país en lo que se ha denominado la revolución democrática del Espíritu de Ermua".

El 'olvido' de Bildu

El aniversario de aquel drama que convirtió el miedo a ETA en una reacción casi unánime contra ella destaca aún más por los silencios que tanto tiempo después sigue provocando. Uno en concreto, el de Bildu y Arnaldo Otegi, que no quisieron ni condenar entonces ni recordar ahora el asesinato de Blanco, cometido sólo unos días después de la liberación de Ortega Lara, otro episodio icónico del terror etarra.

Los herederos de Batasuna no mencionaron a Blanco, que sí tuvo el recuerdo de su partido, el PP, pero también de muchos otros: Ciudadanos y Podemos le dedicaron mensajes de solidaridad, y el propio presidente del Gobierno, a través del perfil institucional de La Moncloa, rememoró aquellos días de dolor para rendir homenaje a la víctima.

 

 

 

Pero no Bildu ni tampoco Otegi, que confesó tiempo después haber permanecido en la playa mientras España entera pedía sin éxito, en incontables manifestaciones, la liberación de Miguel Ángel.

El partido deudor de Batasuna no encontró momento para recordar a esta víctima ni a ninguna, pero sí para denunciar el "terrorismo de Estado", insistiendo a través de uno de sus senadores en contraponer la abrumadora violencia de ETA a la residual de los GAL, perseguida y condenada también por el Estado de Derecho.

 

 

Más nacionalismo

Lejos de rememorar al edil de Ermua, Otegi dedicó el aniversario a presumir de un acuerdo entre su partido y el PNV que, a su juicio, sienta las bases para lograr la soberanía de Euskadi por otros vías, tal y como explica un autor de cabecera del nacionalismo abertzale en un artículo que se refiere a ETA como un fenómeno utilizado por España para cohesionarse ante el independentismo, sin referencia alguna ni a Ermua ni a las casi 900 víctimas mortales causadas:

"La desaparición de la lucha armada de ETA de la ecuación política vasca ha roto la espina dorsal de un Estado que utilizaba la variable antiterrorista como factor de cohesión interna y de neutralización del soberanismo vasco y catalán".

 

El cadáver de Blanco, en la estremecedora imagen dada a conocer con enorme valentía cívica por su familia, es la contestación dura y conmovedora a ese intento de reescribir la historia de quienes entonces no intentaron salvarle y hoy prefieren olvidarle. Una tarea imposible en una España que nunca le olvidará.

 

* Nota. Por expreso deseo de la familia hemos retirado la imagen que inspira este artículo, difundida hasta hoy a las 15:13 por la propia Fundación Miguel Ángel Blanco, cuyo recuerdo y homenaje ilustra la línea de este periódico a favor de las víctimas de forma incondicional.

 

Comenta esta noticia
Update CMP