10 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Vox se apunta un tanto con la condena de la Fiscalía a la pitada

El rey Felipe VI con semblante serio durante la sonora pitada que recibió de la afición del Barcelona.

El rey Felipe VI con semblante serio durante la sonora pitada que recibió de la afición del Barcelona.

La justicia le da la razón a la formación política que se personó como acusación contra los promotores de las ofensas al monarca. A partir de ahora se tomarán medidas en los campos.

La Fiscalía consideró que la pitada al himno nacional que se produjo el pasado 30 de mayo durante la final de la Copa del Rey constituyó un delito de injurias contra Felipe VI y el resto de símbolos y emblemas nacionales. Los hechos que ahora estudiará la Audiencia Nacional se produjeron minutos antes de que comenzara el partido que enfrentó al FC Barcelona y al Athletic Club de Bilbao en el Camp Nou cuando bajo la sonrisa triunfante de Artur Mas los aficionados de ambos equipos se unieron para mostrarle al Rey su animadversión al unísono. 

La querella impuesta por el partido político VOX, Manos Limpias y un particular derivó en una investigación a las nueve organizaciones independentistas que convocaron el acto: Sobirania i Progres, la Plataforma per Dret a Decidir, International Comision of European Citizens, Fundació President Macia, Ara o Mai, Catalunya diu Prou, Casal per la Llibertad i la Independencia de Catalunya, Societat Catalana de Lliure Opinió, Movimiento de Cultura Popular El Sotrac y Units per Declarar la Independencia de Catalunya.

Del informe fiscal que se hizo público este jueves se extrajo que "la entidad que llevó a cabo la convocatoria fue Catalunya Acció, presidida por Santiago Espot y Piqueras" pero el resto se unieron al manifiesto titulado Por la pitada al himno español y al Rey Felipe de Borbón.

En este documento se propuso utilizar el evento deportivo como una "ocasión inmejorable" para manifestar que quieren dejar de ser "súbditos del reino de España" y convertirse en ciudadanos de una "Cataluña independiente". El elevado volumen de la megafonía no aplacó los abucheos al monarca por los 95.000 asistentes al encuentro. 

El Gobierno, Vox y Manos Limpias condenaron el ataque a España

El Ejecutivo de Mariano Rajoy condenó este ataque contra "el conjunto de los españoles, la democracia que les ampara y la convivencia que comparten" a través de un comunicado la misma noche del suceso. La Audiencia Nacional archivó una querella similar en 2009 tras considerar que este tipo de comportamientos se amparaban bajo la libertad de expresión.

Esta vez, el argumento ha sido otro y el partido que lidera Santiago Abascal y el sindicato Manos Limpias intentarán poner freno vía judicial a los atropellos del independentismo en el mundo del fútbol. 

Manos Limpias se querelló el pasado junio en los juzgados de Barcelona contra el club azulgrana y el Athletic por un supuesto delito de ultraje a España y otro contra los derechos fundamentales al considerarles "responsables directos" de la "masiva y sonora pitada" de la competición copera. Se dirigió también contra varias entidades como cooperadoras necesarias que, en su opinión, facilitaron los silbatos y promovieron la "humillación, vejación y odio a las instituciones y sociedad española en su conjunto". Pidieron citar como testigo al presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar.

Por su parte, VOX presentó en junio una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra las organizaciones que promovieron la pitada al himno nacional por presuntos delitos de ultraje a la bandera, contra el orden público, provocación al odio por razón de origen nacional, injurias a la Corona y delitos relativos a los derechos fundamentales y libertades públicas.

 

Comenta esta noticia
Update CMP