25 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El presidente de BME ataca el impuesto a la compra de acciones de Sánchez

Según Antonio Zoido es una medida que atenta contra el espíritu y los principios básicos de la Unión de Mercado de Capitales. La bolsa española lidera la retribución a accionistas.

El presidente de Bolsas y Mercados Españoles y de la Bolsa de Madrid, Antonio Zoido, ha criticado este jueves duramente la propuesta del Gobierno de Pedro Sánchez de establecer un impuesto a la compra de acciones españolas.

El Ejecutivo socialista ha elaborado un proyecto de Ley que establece un impuesto sobre las acciones españolas que tengan una capitalización bursátil superior a 1.000 millones de euros. Se trata, en palabras de Zoido, "de una medida que atenta contra el espíritu y los principios básicos de la Unión de Mercado de Capitales que promueve la UE para continuar reforzando los lazos entre los países miembro".

Para este experto, el proyectado impuesto "incentiva la opacidad de los mercados, aumenta desorbitadamente los costes de transacción, destruye la calidad y liquidez alcanzada en el mercado tras años de esfuerzos, incentiva la deslocalización de intermediarios y operaciones, afecta a la financiación bursátil al producirse incrementos del coste de capital provocados por descensos de liquidez y su recaudación es enormemente compleja. Por no decir que introduce una nueva fragmentación del mercado.

Todo esto se sumará a un panorama que el FMI ya anuncia como complicado para el conjunto de las economías debido a la escalada de la deuda global y en concreto la española en máximos históricos con una economía que se está desacelerando más rápido de lo previsto para 2019 y 2020.

A esto se añadirá la inestabilidad política, la subida de tipos o la concepción de la UE sin el Reino Unido. Dejamos atrás un año calificado por el presidente de BME como complicado con unos descensos del Ibex en línea con los de nuestros socios del Viejo Continente.

La capitalización de nuestras compañías cotizadas no se mueve desde hace tres años y ha retrocedido el mercado de las OPV aunque parece que el próximo año la cosa se reactivará con nuevas salidas a bolsa ya anunciadas como Ibercaja, Europastry o Wizink.

Los inversores internacionales han tomado el testigo a los españoles que parece que bajan mientras que nuestro parquet destaca por ser uno de los más generosos del mundo con una política de dividendos que ha repartido entre sus accionistas 25.600 millones de euros,es decir, un 3,9% más que un año antes.

Comenta esta noticia
Update CMP