20 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La videoteca y Twitter despellejan a Sánchez por mentir con descaro

Él que es tan dado a hacer vídeos con los incumplimientos del PP ahora se encuentra con múltiples enlaces en las redes a intervenciones suyas en las que promete derogar la reforma laboral.

La hemeroteca ha pillado a Pedro Sánchez no en un renuncio, sino en al menos siete. La decisión del líder delPSOE de recular y anunciar que no tocará la indemnización por despido de 20 días de la reforma laboral está trayendo cola.

Corren como la pólvora por Internet los vídeos de las más de siete intervenciones en las que Sánchez afirmó en el pasado que derogaría por completo la reforma laboral del PP cuando llegara al poder y que se han quedado ahora en papel mojado.

"La primera medida que pondremos en marcha en cuanto empecemos a gobernar este país es derogar la reforma laboral", proclamó en el Congreso del PSC en julio de 2014; "Vamos a poner fin a la reforma laboral y vamos a aprobar cuando empecemos a gobernar un nuevo estatuto de los trabajadores", insistió en un mitin en febrero de 2015; "Nuestro compromiso hoy sigue siendo firme. Y será en cuanto lleguemos al Gobierno derogar la reforma laboral del PP", prometió en una conferencia en el Fórum Europa al cumplirse tres años de la norma. Y son sólo tres botones de muestra.

El PSOE publicó el 8 de marzo de 2012 un vídeo, que aún mantiene en su canal Youtube, titulado Donde dije digo, digo….despidos en el que criticó el cambio de discurso del PP sobre el abaratamiento del despido tras lo prometido en la campaña electoral de 2011.

El vídeo comenzaba con las declaraciones de María Dolores de Cospedal, Soraya Sáez de Santamaría, Esperanza Aguirre, Esteban González Pons, Cristóbal Montoro y el propio Mariano Rajoy negando la necesidad de facilitar el despido allá por 2011 y terminaba con el presidente del Gobierno pronunciando un "ahora, es bueno decir la verdad" que hoy más que nunca juega en contra de los socialistas.
 
Tras su decisión, este vídeo se le atraganta a Sánchez el día después de que la secretaria de Empleo del PSOE, Mariluz Rodríguez, anunciara parte de la hoja de ruta económica que los asesores socialistas, con Jordi Sevilla como coordinador del área económica a la cabeza, diseñan para su campaña electoral.

Sorprendidos todos por el cambio de parecer del PSOE, incluso en seno socialista se toman con cautela este descuelgue de Sánchez, se analizan los motivos que llevan a los de Ferraz a anunciar que derogarán parte de la reforma laboral del PP a través de un decreto ley con el que pretenden devolver el peso a los sindicatos en la negociación colectiva y reducir a un solo tipo los contratos temporales.

En este decreto no hay ni rastro del polémico coste del despido que se mantendrá, según Mariluz Rodríguez, "hasta que se pacte un nuevo Estatuto de los Trabajadores" en 33 días por año trabajado, en despidos improcedentes, y 20 días, por causas objetivas, como estableció el Gobierno de Rajoy en 2012. 

La cuestión del coste del despido ha sido el foco de las mayores críticas de Sánchezdesde la oposición durante la legislatura popular. El PSOE hizo de los despidos baratos una de sus mayores armas en contra del Gobierno y junto con la Izquierda Plural (IU, ICV, EUiA y CHA) denunció la citada reforma laboral por, según ellos, vulnerar los derechos de los trabajadores ante el Tribunal Constitucional, que desestimó el recurso a principios de este año.

Sánchez no da la cara

Pedro Sánchez, que protagonizó un acto en el mismo lugar y justo después de queMariluz Rodríguez anunciara su programa de empleo, no citó esta novedad en su discurso y evitó así dar explicaciones por esta decisión que le deja al pie de los caballos y sin palabra ante sus futuras promesas por intentar tener contentos a los empresarios.

La que sí dio más explicaciones fue Rodríguez, a la que le tocó salir a dar la cara por los socialistas en Los Desayunos de TVE en la mañana de este jueves. Rodríguez afirmó que este nuevo planteamiento del Partido Socialista es fruto de un convencimiento del propio partido y no de presiones por parte del sector económico.

Con un "hoy el problema fundamental es generar empleo con salarios dignos" por boca de Mariluz Rodríguez, el PSOE posterga el debate de las indemnizaciones y relaja su discurso en contra de la reforma laborar y los empresarios aunque repartió críticas alPartido Popular por el aumento de los trabajos precarios.

Comenta esta noticia
Update CMP