25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las víctimas en carretera bajaron en 2018 por primera vez desde 2014

La cifra de fallecidos en accidente de tráfico es de 1.806 personas, apenas 24 menos que un año antes, pero un descenso que rompe una tendencia negativa. Las distracciones principal causa.

Aunque hablamos de datos contra los que hay que seguir luchando, España tiene una tasa de 39 fallecidos por millón de habitantes frente a la tasa media de la UE que se sitúa en 49, y estamos en cifras de mortalidad que son un tercio de las que había antes de la llegada del carnet por puntos, en julio de 2006, y a años luz de las 6.000 muertes que había hace 20 años en nuestras carreteras.

El director de la DGT, Pere Navarro, ha destacado esta "pequeña reducción" y ha expresado su deseo de que suponga "un cambio de tendencia" después de los últimos cuatro años de subida, pero se ha mostrado prudente y ha pedido esperar a ver cómo acaba este verano para saber si de verdad se está produciendo un punto de inflexión.

En 2018 se registraron en total 102.299 accidentes con víctimas. Al margen de los 1.806 fallecidos, hubo 8.935 heridos graves y otros 129.674 que no requirieron ingreso. Estos datos son los consolidados a 30 días e incluyen las víctimas mortales que fallecen 24 horas después y que por lo tanto no entran en las estadísticas provisionales que se dan nada más producirse el siniestro.

Esta bajada en las víctimas mortales se produce con un 2% más de desplazamientos , un 7% más de matriculaciones y un 23% más de permisos de conducir. 

Las distracciones siguen siendo la causa principal de los accidentes mortales (32%), seguido de la velocidad (22%) y la ingesta de alcohol y drogas (21%). Aunque el mayor número de accidentes (63%) se producen en las vías urbanas, el mayor número de fallecidos (73%) se produce en las interurbanas. Tres de cada cuatro fallecidos en este tipo de vías se producen en carreteras convencionales. El año pasado fallecieron en carreteras de un único carril por sentido 994 personas, 19 menos que el año pasado (-2%). En autovías y autopistas, se registraron 323 víctimas mortales, lo que supone 15 personas más que en 2017 (+5%).

En las ciudades fallecieron 489 personas, 20 menos. El 81% de las víctimas en las vías urbanas son usuarios vulnerables: 237 peatones (48%), 145 motoristas (30%) y 15 ciclistas (3%). Si se tiene en cuenta no solo los fallecidos en las ciudades, sino en todo tipo de carreteras, estos llamados usuarios vulnerables representan el 48% de todas las víctimas mortales (865).

Durante 2018, murieron en total 421 motoristas y ciclomotoristas, 13 más que en 2017 (+3,18%); 58 ciclistas, 20 menos que un año antes (-25,64%); y 386 peatones, 35 más (9,97%). El incremento de los fallecidos entre estos últimos se debe al incremento del 45% de los atropellos mortales en vías interurbanas, pasando de 103 a 149 los peatones fallecidos en carreteras, según los datos recogidos en la nota de la DGT.

Los fallecidos de 65 años o más han aumentado de forma significativa. Murieron 496, lo que supone 31 personas más que un año antes. A pesar de representar el 19% de la población, supusieron el 27% de las víctimas mortales. En carretera, más de la mitad de los mayores fallecidos eran conductores, mientras que en ciudad, el 82% de los muertos en esa franja eran peatones.

Comenta esta noticia
Update CMP