23 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cs también estalla contra Sánchez por la ofensiva gubernamental contra el Rey

Pedro Sánchez, recibiendo en Moncloa a Inés Arrimadas.

Pedro Sánchez, recibiendo en Moncloa a Inés Arrimadas.

El partido liderado por Inés Arrimadas exigirá que Pablo Iglesias y Alberto Garzón comparezcan en el Congreso y que el ministro del Interior explique por qué no fue Felipe VI a Barcelona.

Al Gobierno de Pedro Sánchez le espera un otoño aún más caliente que la primavera pasada, cuando su gestión de la primera ola de la pandemia del coronavirus se tradujo en más de 50.000 muertos, la sanidad pública colapsada y la economía española en niveles negativos que no se conocían desde después de la Guerra Civil.

Ahora, a la segunda ola del Covid-19, que ya comienza a mostrar sus desastrosos efectos, el Ejecutivo central suma la grave e inédita crisis institucional que acaba de provocar. Porque en los más de cuarenta años de democracia no se ha conocido Gobierno alguno que haya convertido al Rey en un enemigo a batir.

 

A la humillación de prohibir a don Felipe su presencia en Barcelona para la entrega de despachos a la nueva promoción de jueces, se han sumado los ataques descarnados del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y del ministro de Consumo, Alberto Garzón. Ambos acusan al jefe del Estado de falta de "neutralidad política", un argumento con el que arropan la feroz estrategia prorrepublicana que Unidas Podemos decidió poner en marcha el pasado mes de agosto, tras la salida temporal de España del Rey Juan Carlos.

Ante los ataques del ala morada del Gobierno, la respuesta de Pedro Sánchez ha sido la del silencio más absoluto. Y, mientras tanto, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha optado por la equidistancia, como si las hostilidades no se hubieran producido sólo desde el Gobierno hacia la Corona y esta grave crisis institucional fuera el resultado de una ofensiva mutua. La misma Calvo que dijo que la decisión de que el Rey no fuera a la Ciudad Condal estaba "muy bien tomada" se permitió lanzar el mensaje al jefe del Estado de que se calmara.

Ante esta situación, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, anunció el sábado cuál es su plan para proteger a don Felipe y a la Monarquía que emana de la Constitución de 1978: exigir el cese de Garzón, la reprobación de Iglesias en el Congreso y la comparecencia urgente de Pedro Sánchez en la Cámara Baja.

Por otra parte, esta crisis institucional puede hacer saltar por los aires los frutos logrados por Sánchez en su cortejo a Ciudadanos de cara a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado para 2021. La campaña gubernamental contra el Rey puede acabar con el plan B del presidente del Gobierno para lograr unas cuentas que le permitan mantenerse en el Gobierno en Moncloa al menos durante otro años más.

 

CS exige que Sánchez desautorice a Garzón e iglesias

La advertencia de que los naranjas no van a pasar por alto esta afrenta del Poder Ejecutivo al jefe del Estado ha llegado de la mano del candidato de Cs a las próximas elecciones catalanas, Carlos Carrizosa. Este último ha exigido a Sánchez, "que desautorice las voces que han atacado al Rey".

Carrizosa ha asegurado que Ciudadanos "va a defender siempre la estabilidad de las instituciones y al símbolo que representa la unión entre todos los españoles, que es el Rey de España". Además, ha anunciado que su partido pedirá comparecer en el Congreso al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, así como a Garzón e Iglesias.

La comparecencia de Marlaska obedece a que la coartada que ha esgrimido el Gobierno para la ausencia del Rey en Barcelona fue la de la seguridad. Y Ciudadanos quiere que el ministro explique con detalle cuáles son esas "razones de seguridad" que impidieron la presencia del monarca.

 

ERC y Bildu "quieren condicionar".

Según Carrizosa, las declaraciones de los ministros hacen que el independentismo esté buscando sacar tajada, en sus palabras, y ha avisado de que ERC y Bildu "están pretendiendo condicionar al Gobierno y que con la ayuda de Podemos se están consistiendo estos ataques".

"Estamos convencidos de que debemos estar, sin duda ninguna, al lado de la democracia, al lado de las instituciones, y contra aquellos que con la ayuda de miembros del Gobierno de Podemos están intentando socavar y erosionar nuestro modelo de estado", ha declarado.

 

Y ha instado a Sánchez a elegir entre dos vías: "Una que es la vía de la inestabilidad, de los ataques al rey y de la desigualdad entre los españoles; y otra que es la vía de Cs, que es la vía de la estabilidad, de la igualdad entre los españoles y de nuestra democracia".

 

 

Comenta esta noticia