25 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez corrige a Iglesias: "No se juzga a instituciones, se juzga a personas"

Sánchez, este martes en La Moncloa.

Sánchez, este martes en La Moncloa.

"La respuesta es la que corresponde a una democracia vigorosa", dice el presidente. Y advierte a Podemos de que España "necesita de estabilidad y de instituciones robustas".

Venticuatro horas después de la decisión histórica de Juan Carlos I y solamente obligado por la habitual comparecencia ante los periodistas para hacer balance del primer semestre del año político ha roto su silencio Pedro Sánchez para valorar la salida de España del Rey Emérito.

Tras semanas de mensajes públicos del propio presidente y de varios de sus ministros a Felipe VI, y horas de negociaciones discretas entre La Moncloa y La Zarzuela, el Gobierno tiene ya el escenario que quería: el antiguo Monarca en el extranjero y un cortafuegos para el actual Jefe del Estado en plena ofensiva del socio del PSOE en el Gobierno contra la Corona, tal como se vio este lunes en la primera reacción de Pablo Iglesias a la histórica decisión de Juan Carlos I. Cabe recordar que el vicepresidente segundo ha calificado de "huida indigna" la marcha del ex Rey.

En sus primeras palabras públicas ya con el padre del Rey fuera del país, Sánchez ha expresado su "absoluto respeto a las decisiones de la Casa Real para distanciarse de supuestas conductas cuestionables y reprobables de un miembro de la Casa Real".

"Lo que se juzga no son instituciones, es a personas y Don Juan Carlos ha dicho que está a disposicion de la justicia", ha enfatizado. "La respuesta es la que corresponde a una democracia vigorosa". Y por último ha apostillado que "España necesita de estabilidad y de instituciones robustas".

 

Pedro Sánchez y Juan Carlos I en una cita institucional.

 

En una velada respuesta a Pablo Iglesias, Sánchez ha reiterado que el Pacto Constitucional no está en cuestión. Y preguntado por la razón por la que no informó a Podemos del anuncio que se iba a producir desde La Zarzuela, ha asegurado que sus conversaciones con el Jefe del Estado son "discretas".

Aseteado por las preguntas de los periodistas, Sánchez no ha querido concretar el país en el que está el Emérito -las últimas noticias apuntan a Portugal- ni si cuenta con la cobertura y la seguridad de los medios del Estado.

Y al ser preguntado después si al Gobierno le resulta indiferente en qué país esté, se ha remitido de nuevo a la Casa Real. "Corresponderá en consecuencia a su persona o a la Casa Real dar a conocer esa información, no al Gobierno de España. Estamos hablando de instituciones distintas", ha zanjado.

Comenta esta noticia