25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez se olvida ya de que acusaba a Podemos de convertir "España en Venezuela"

El líder socialista vuelve a hacer lo contrario de lo que decía: de señalar al independentismo y al populismo a llegar a La Moncloa y asentarse con ellos. Ésta es la historia.

"Comparto el cabreo de una parte de la población española con la política, pero eso no puede hacernos ver al populismo como la alternativa, como la solución a todos esos males, porque el final del populismo es la Venezuela de Chávez". La frase no es de Pablo Casado ni de Albert Rivera, sino del mismo dirigente político que, ahora, gobernará en coalición con Podemos.

Pedro Sánchez fue así de contundente hace cuatro años en una entrevista en televisión en la que cargó duramente contra Podemos, en otro de los giros y contradicciones que le han hecho casi legendario.

Sánchez gobernará ahora con los mismos a los que acusó de querer "convertir España en Venezuela"

De exigir a sus rivales que se disculparan por acusarle de querer llegar a Moncloa con los independentistas a hacerlo precisamente con su voto en la moción de censura; de reclamar el endurecimiento del delito de rebelión a sugerir la concesión de indultos o de estigmatizar a Podemos a incluir, probablemente, ministros de su partido en el Gobierno.

 

 

Los desmentidos del propio Sánchez a sí mismo son ya célebres, y los relativos a Podemos resultan especialmente llamativos ahora que el acuerdo parece a punto de cerrarse. "La pobreza, las cartillas de racionamiento, la falta de democracia y, sobre todo, la desigualdad". Así describía en aquella entrevista en Telecinco los efectos de un eventual desembarco de Podemos en el Gobierno, justo lo que está a punto de ocurrir con el visto bueno del líder socialista.

"Las mentiras de Iglesias"

"Hay uno, que se llama Pablo Iglesias, que hace de la mentira su forma de hacer política", dijo Sánchez por las mismas fechas en referencia a su posible socio, en otra perla que jalona sus opiniones sobre Podemos, hoy desaparecidas de su hemeroteca personal.

"La diferencia es que unos queremos cambiar el sistema y otros quieren convertir a España en Venezuela", volvió a insistir en otra entrevista en 2014 en RNE, meses antes de que ya diera un indicio de lo evanescente de sus palabras: en 2015 firmó pactos con Podemos para gobernar, entre otros, el Ayuntamiento de Madrid o la Comunidad de Castilla-La Mancha. Ahora será para el conjunto de España.

Comenta esta noticia
Update CMP