20 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iberdrola apuntala el mercado brasileño con 6.500 millones de inversiones

La eléctrica española dedicará este dinero en los próximos cinco años a nuevos proyectos con el objetivo de mejorar el suministro energético del gigante suramericano y consolidarse.

Después de más de dos décadas de presencia en Brasil, la apuesta de Iberdrola por este mercado sigue siendo firme. A través de Neoenergía, su filial que está pendiente de una inminente salida a Bolsa, se ha convertido en una de las dos mayores eléctricas del país por número de clientes, con 13,8 millones de puntos de suministro.

La compañía, presente en 18 estados, cuenta con una capacidad de producción en Brasil de más de 3.700 MW, de los cuales casi el 86 % son renovables. En el área de energía renovable, Iberdrola está construyendo 17 parques eólicos en el país, e Ignacio Sánchez Galán confía que en las próximas subastas de concesión de energía que prepara el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, sigan sumando.

Así lo ha expresado hoy durante la inauguración de la central hidroeléctrica de Baixo Iguaçu, la cual cuenta con un 70 % de participación de su filial brasileña Neoenergía y un 30 % de la eléctrica estatal Copel. En la planta, ubicada en la ciudad de Capanema, en el estado de Paraná (sur), y con una capacidad de más de 350 megavatios de potencia, han sido invertidos hasta el momento unos 500 millones de euos.

La central, que se extiende por cinco ciudades del sur de Brasil, será capaz de suministrar electricidad sostenible a un millón de brasileños, y su producción equivaldrá a cerca del 8 % de la demanda anual de electricidad del estado de Paraná, según informó la compañía. Durante la inauguración, Galán ha subrayado que la instalación beneficiará también a las famosas Cataratas del Iguaçu, una de las siete maravillas naturales del mundo y que visitan anualmente un millón y medio de personas.

La hidroeléctrica contribuirá al mantenimiento de un caudal mínimo necesario, ya que este se ve afectado en los periodos de sequía y en 2006 llegó a transformarse en pequeños chorros de agua. "Es un entorno muy complejo, estamos justo enfrente del Parque Natural de las Cataratas y ha habido que ser tremendamente respetuoso con todas las medidas medioambientales, que no es algo nuevo para Iberdrola, que lleva haciendo este tipo de actuaciones a lo largo de nuestra historia, pero aquí, especialmente, ha sido un reto", señaló Galán en declaraciones a los periodistas.

Comenta esta noticia
Update CMP