28 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La defensa del comunismo de Enrique Santiago causa un terremoto 'histórico'

El secretario general del PCE Enrique Santiago

El secretario general del PCE Enrique Santiago

El líder del PCE aseguró que el único sistema polítco que había protagonizado un exterminio ha sido el nazismo, pero hay quien no piensa como él y recuerdan al genocida Pol Pot

PSOE y Unidas Podemos vetaron ese jueves la iniciativa el PP en la Comisión Constitucional del Congreso para condenar el "totalitarismo comunista", poniéndolo al mismo nivel que el "totalitarismo nazi", y que tenga en cuenta los pronunciamientos del Parlamento Europeo a la hora de aplicar políticas de memoria histórica y de relacionarse con "los herederos de ETA".

Uno de los encargados de defender la postura de los partidos del Gobierno fue el líder del Partido Comunista, Enrique Santiago, que se atrevió a afirmar con rotundidad que "cualquier equiparación del nazismo con otra ideoligía es complicidad y negacionismo".

 Además, aseguró que "el único régimen que ha planificado y ejecutado la eliminación sistemática de forma industrial de colectivos y pueblos enteros ha sido el nazismo". "Ante tanta maldad hubo que crear el delito de genicido", indicó el líder de los comunistas que ahora está integrado en la coalición con Unidas Podemos.

 

Sin embargo, poco ha tardado las redes sociales en sacar a relucir el genocidio cometido en Camboya por el líder maoista Pol Pot, que a la cabeza de los Jemeres Rojos, acabó con la vida de un tercio de la población de su país según los historiadores.

Así, con la intención de borrar cualquier vestigio del capitalismo anterior, se ordenó, además del exterminio de gran parte de su pueblo, quemar los vehículos a motor, bibliotecas, fábricas, se prohibió el uso de medicamentos e incluso de gafas, ejecutando, además, a funcionarios, médicos, abpgados, maestros y a todos aquellos que sabían un segundo idioma, ya que consideraban que solo los campesinos estaban a salvo de la contaminación capitalista, creando comunas agrarias.

Realmente no hay cifras oficiales acerca del número de personas exterminadas durante el tiempo que Pol Pot estuvo en el poder en los años setenta, pero se descubrió la existencia de más de 20.000 fosas comunes que podrían y se estima que entre millón y medio y tres millones de camboyanos fallecieron.

Por ello, los usuarios de Twitter se han lanzado a denunciar el patinazo histórico de Santiago, mientras que algunos ha recordado el apoyo de Estados Unidos a los jemeres rojos en sus inicios. Por lo que la 'guerra' está servida.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP