05 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Torra ya pone deberes a Sánchez y le exige recuperar un "relator" para negociar

El presidente de la Generalitat aprieta al PSOE y a ERC a la vez con exigencias a Sánchez que "obligan" a ERC a no bajar sus pretensiones. Son éstas y no las esconde.

Pedro Sánchez padece ya su debilidad parlamentaria y los peajes para ser presidente antes incluso de lograr la investidura. Y uno de ellos es especialmente llamativo por venir de quien viene y decir lo que dice: nada menos que de Quim Torra, presidente de la Generalitat, delegado de Puigdemont y en plena batalla por la hegemonía nacionalista con ERC, a la que puede condicionar pese a su deseo de apoyar a Sánchez vía abstención.

El dirigente secesionista, próximo a los CDR y partidario de la vía dura por la independencia, ha exigido en una entrevista con el diario Ara.cat la recuperación de la figura del "relator", aceptada por el Gobierno de Sánchez hace unos meses y solo suprimida por la tormenta generada alrededor de una concesión que sonaba a avalar las pretensiones soberanistas e igualarlas con otros conflictos internacionales pese a su carácter doméstico.

 

Pero oliendo la situación de Sánchez, Torra la ha resucitado apelando además al "espíritu de Pedralbes" que el líder socialista avaló, al comienzo de la legislatura de la moción de censura, reuniéndose primero en Moncloa y luego en Barcelona con el presidente de la Generalitat y recibiendo en mano una lista de 21 peticiones que el presidente del Gobierno, sorprendentemente, se ha negado a mostrar desde entonces pese a exigírselo incluso el Consejo de Transparencia.

"Volver a Pedralbes significa recuperar también la figura del relator", explica en la entrevista Torra, en la que reclama que Sánchez le llame ya por teléfono y anuncia que convocará en breve la "mesa de partidos", una concesión que la coalición entre PSOE y Podemos ya ha asumido con el matiz de que se celebre en el Parlament de Cataluña.

El titular de la Generalitat se sirve además del resultado del último CIS catalán, que refleja una caída de la aspiración independentista hasta situarse poco por encima del 40%, para lanzar un desafío, que ESdiario reproduce en catalán para respetar su literalidad y por la facilidad para traducirse al español con una simple lectura:

 

 

"Penso que és el moment perfecte perquè l’estat espanyol, si es creu aquesta enquesta, plantegi un referèndum d’autodeterminació a Catalunya. Jo el que veig és que en les últimes quatre eleccions ha guanyat l’independentisme".

"Bilateralidad"

Y va aún más lejos situando los términos de la negociación que está dispuesto a tener con Sánchez, que podría no ser determinante para la investidura de no ser por el detalle de que es posible que ERC modifique su postura si, por ser más blanda, le permite avanzar a Junts y discutirle una victoria en las Autonómicas que los de Junqueras rozan con los dedos.

"És molt important aquest reconeixement mutu, perquè la negociació és de govern a govern. Primera cosa, doncs, bilateralitat. Segona, respecte i entendre que aquesta és una negociació entre iguals, entre dos subjectes polítics. Un és Catalunya i l’altre és Espanya. I la tercera idea de Pedralbes és que no hi ha condicions per part de ningú. És a dir, nosaltres anirem a defensar l’exercici del dret de l’autodeterminació de Catalunya". Torra, en fin, no recula.

Comenta esta noticia
Update CMP