22 de julio de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Kiko Hernández provoca el llanto de una Terelu Campos, a punto de dejar Sálvame

Un momento del programa de este lunes.

Un momento del programa de este lunes.

El programa ha estado marcado por las emociones. Reproches del pasado y peticiones de perdón, reconociendo errores como el insulto a la hija de la colaboradora, han dado morbo al programa.



Ocurría este lunes, en el programa que conducía Paz Padilla, y así lo cuenta la propia web de Telecinco, ha sido una tarde de emociones para Terelu Campos. Ha comenzado por la polémica por su entrevista frente a Mila Ximénez, ha continuado con el sentido perdón de Kiko Hernández y ella ha acabado por romperse. Confiesa que ante la polémica con su hija las últimas semanas han sido “terroríficas” y pidió reunirse con la cúpula para decirles “se acabó”.

Todo ha comenzado con la entrevista en la que Terelu Campos y Mila Ximénez han tenido la conversación que tenían pendiente. Tras miles de polémicas en directo, las colaboradoras se han dicho lo que sienten y Terelu ha confesado que se ha sentido muy sola en Sálvame

Y estas palabras han hecho que Kiko Hernández pidiera perdón. Se refería a uno de los programas en los que se habló de Alejandra, hija de Terelu, tras su mayoría de edad, unos días de intenso desgaste emocional para su compañera. Hablaban de Alejandra, Kiko comparó su trayectoria con la de Isa Pantoja y sabe que ese comentario molestó a su compañera: “No quería hacer daño, ni a ti ni a tu hija, sé lo desafortunado que fue, que te dolió y que desde entonces ha cambiado algo. Me gustaría no solo recuperarlo, sino avanzar en esa amistad y pedirte disculpas”. Terelu había empezado a llorar y le daba las gracias a Kiko con un gran abrazo.

Puede ver este momento pinchando en este enlace.

La colaboradora entiende cómo es el trabajo en televisión y que a veces alguien pueda decir cosas de las que luego se arrepiente, pero también tenía algo que decir. A veces echa en falta el cariño, por ejemplo, que alguien se hubiera alegrado en directo de que ella y Mila Ximénez hayan acercado posturas.

Para Terelu, las semanas desde que su hija cumpliera los 18 años han supuesto un antes y un después. De repente se vio envuelta en una vorágine con la que no podía: “pedí reunirme con los directores para decir que se acabó, no podía más,que ya me había superado todo”. De hecho, confiesa que sentía una especie de fobia cuando se despertaba y sabía que tenía que ir a trabajar.

Comenta esta noticia
Update CMP