09 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La propuesta estrella de Errejón de trabajar cuatro días le estalla en la cara

Más País quiere curar los males del mercado laboral español reduciendo la semana a 32 horas y cuatro días. Su líder cobró una beca black y se hizo famoso en la Asamblea por su absentismo.

A matacaballo porque el tiempo apremia, Más País va confeccionando las principales propuestas del programa con el que concurrirá a las elecciones generales en 18 circunscripciones, incluidas Madrid y Barcelona. 

Y una de ellas es la semana laboral de cuatro días y 32 horas por el mismo salario que ahora. Se trata, en realidad, de una variante más radical de una propuesta que ya hizo Pablo Iglesias en el pasado para reducir la jornada laboral y dejarla en 35 horas. 

En su programa, los de Errejón advierten de que tenemos "un mercado laboral en el que coexisten horas extras no retribuidas con contratos parciales involuntarios" al que hay que poner remedio. Y subrayan que trabajar menos horas a la semana tiene "ventajas medioambientales".

Porque por una parte -reflexiona el partido- al reducir el número de desplazamientos al trabajo se contamina menos. Y por la otra ese tiempo puede emplearse en "actividades bajas en carbono: deportivas, culturales, etc".

En un mercado laboral como el español, con una tasa de desempleo cercana al 14%, una de temporalidad en los contratos de en torno al 27% y más de 2,5 millones de trabajadores pobres, no hay un economista serio que apoye que la solución ha de venir por reducir la jornada laboral.

Pero es que además se da otra circunstancia. La propuesta parte de un político que fue repudiado por la Universidad de Málaga al destaparse que cobraba 1.600 euros netos mensuales por un trabajo sobre política de vivienda sin pisar por allí. 

Más recientemente, Errejón también ha sido pillado en un renuncio en la Asamblea de Madrid. Durante el tiempo que permaneció allí como portavoz de Más Madrid, unas 30 iniciativas de su grupo parlamentario fueron rechazadas porque no llevaban su firma. Y también faltó a varias reuniones semanales de la Junta de Portavoces, según destapó El Mundo el mes pasado.

Su absentismo ha sido motivo de mofa en la política madrileña en las últimas semanas. La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha llegado a decir que es "alérgico al trabajo". 

Comenta esta noticia
Update CMP