16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Vox arrebata al PP otra de sus banderas por confiarse: los papeles de Salamanca

Los populares llevan años defendiendo que no salgan hacia Cataluña más papeles del Archivo, pero los de Abascal han aprovechado un descuido para hacer suya esta causa patriótica.

Vox no da tregua al PP. El partido de Santiago Abascal ha arrebatado a los populares en esta precampaña otra de las banderas que durante años han ondeado: la de los papeles del Archivo de Salamanca.

En Castilla y León éste que se remonta a los tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero es mucho más que un conflicto con las autoridades catalanas por la documentación incautada durante la Guerra Civil: es una cuestión identitaria. Y tanto la Junta de Juan Vicente Herrera como el PP regional siempre, siempre, han estado en cabeza de la pancarta y la reivindicación. Siempre la han patrimonializado.

 

Pero al menor despiste, Vox les ha robado la cartera. El partido distribuyó este jueves unas fotografías de Santiago Abascal, su secretario general, Javier Ortega Smith, y su vicesecretario jurídico, Pedro Fernández, firmando el manifiesto en defensa del Archivo en presencia del presidente de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, Policarpo Sánchez

Las imágenes, en realidad, fueron tomadas a mediados de marzo, cuando los tres viajaron a la ciudad del Tormes para adherirse a un documento que, después, también han suscrito el PP y Ciudadanos

Junto los las fotografías, Vox envió un comunicado a la prensa anunciando que asumen e integran en su programa la defensa del Archivo de Salamanca. Y prometiendo que derogarán la que llaman "ley del expolio del Archivo de Salamanca" (Ley 21/2005, de 17 de noviembre), y lo blindarán con una nueva ley "que impida la salida de más documentos y exija a la Generalidad de Cataluña la devolución de los 400.000 documentos que en aplicación de las sentencias judiciales y la Ley no le corresponden".

El compromiso de los de Abascal retumbó en los despachos del PP de Castilla y León. Cuyo candidato a las elecciones autonómicas, Alfonso Fernández Mañueco, es precisamente salmantino y hasta el pasado diciembre alcalde de la ciudad de los estudiantes.

Y, por esa doble condición, ha estado muy implicado en esta causa. De hecho, poco antes de abandonar la Alcaldía, Fernández Mañueco se entrevistó con el ministro de Cultura para tener garantías de que no saldrán del Archivo más papeles a mayores de los establecidos en la ley de 2005 y por el Patronato del Centro Documental de la Memoria Histórica en 2014.

En Castilla y León, hasta ahora el PP se ha mostrado confiado en que podrán mantener a raya a Vox. Puesto que dicen los populares que algunos de los grandes estandartes de los de Abascal, como el mundo rural, la caza y los toros, son santo y seña del PP de Castilla y León desde siempre.  

Pero ésta es una puerta que Vox ha visto entreabierta y se ha metido, por las connotaciones patrióticas que tiene la defensa del Archivo: "La destrucción del Archivo de Salamanca ha sido un objetivo ideológico de los partidos separatistas catalanes como paso previo a la proclamación de independencia (...). Vox, en defensa de la unidad de España, defenderá siempre la integridad del Archivo donde el pueblo español conserva su memoria", en palabras de Abascal.

Comenta esta noticia
Update CMP