18 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rajoy se declara dispuesto a seguir ejerciendo el "extremismo del sentido común"

Rajoy y Guindos, en el acto de este miércoles.

Rajoy y Guindos, en el acto de este miércoles.

La plana mayor del Gobierno escenificó este miércoles un respaldo general al ministro Luis de Guindos. Pero ni una palabra del presidente sobre la "espantada a medias" de Rita Barberá.

"Cometimos errores, sin duda. Pero hemos acertado en lo fundamental". Este es el único atisbo de autocrítica que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reconoció éste miércoles. Y no se refería en absoluto a la imputación y salida del PP de la ex alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, si no de la gestión de su ministro de Economía -otro de sus colaboradores inmerso en la polémica- durante los primeros años de la crisis.

Rajoy y la plana mayor de su ejecutivo ha querido cerrar filas con Luis Guindos un día después de su comparecencia parlamentaria por otro de los "ruidos" que sacuden a los populares en estas semanas convulsas: la fallida designación del ex ministro de Industria, José Manuel Soria, como director ejecutivo del Banco Mundial. Y es que Guindos ha hecho balance de sus cuatro de años de gestión contra la crisis en España amenazada, una especie de memorias presentadas este miércoles.

Rajoy ha dedicado el grueso de su intervención a sacar pecho de su gestión para afrontar la crisis económica, subrayando el coste que puede tener la falta de Gobierno en España. "El señor Sánchez, por algún inexplicable motivo, parece decidido a llevarnos a todos a una nueva convocatoria electoral de la que nadie sacará provecho alguno. Unas terceras elecciones solo supondrán descrédito para los políticos y desconfianza para España", ha proclamado.

El presidente en funciones se deshizo en elogios hacia su ministro y subrayó su "esfuerzo, angustia y desazón" en los meses en los que el rescate amenazaba a España en 2012. "Todos nos sentimos representados en su relato", enfatizó. "Cometimos errores, sin duda. Y los seguiremos cometiendo, por que somos humanos. Pero hemos acertado en lo fundamental".

Según el jefe del Ejecutivo, cada día que pasa se hace más necesaria esa política de resultados y de buena gestión. "Para mí el extremismo que hoy necesita España es el extremismo del sentido común y yo estoy dispuesto a seguir dando esa batalla. Es hora de acabar con el ruido y, como decía Ortega, ponerse a las cosas que importan: la economía, el empleo, la seguridad, el futuro", ha resaltado. Ni en su discurso ni ante los periodistas hubo referencia alguna de Rajoy a la decisión de Barberá de abandonar el PP y pasarse con su escaño al Grupo Mixto del Senado.

Después de días de supuestas "conspiraciones" y guerras internas en el Gobierno, Moncloa quiso ofrecer una imagen de unidad en el cierre de filas con Guindos. Por eso, junto a Rajoy, asistieron a la presentación la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría. Y los ministros Margallo, Fernández Díaz, Tejerina y Méndez Vigo

Comenta esta noticia
Update CMP