15 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Susana Díaz ordena a sus barones pasar la apisonadora sobre Pedro Sánchez

Eduardo Madina, este lunes, al presentar la precandidatura de Susana Díaz a la Secretaría Genera del PSOE.

Eduardo Madina, este lunes, al presentar la precandidatura de Susana Díaz a la Secretaría Genera del PSOE.

Díaz y Patxi López ya son, desde este lunes, precandidatos oficiales a la Secretaría General del PSOE. Sánchez se sumará a ellos este martes. Comienza ahora la "guerra de los avales".

Susana Díaz y Patxi López son, desde este lunes, precandidatos oficiales a la Secretaría General del PSOE. A ellos se sumará este martes el tercero en discordia, Pedro Sánchez.

De vuelta del parón de la Semana Santa y tras el paréntesis de la tregua provocada por la inesperada muerte de Carme Chacón, los socialistas regresan al campo de batalla a la espera de la fecha para la guerra final: el próximo 21 de mayo, día de las primarias.

Eduardo Madina y Pilar Alegría, del PSOE de Aragón, han sido los encargados de registrar la precandidatura de la presidenta andaluza, definida como "un proyecto abierto que no compite ni falta el respeto a nadie". El diputado vasco ha defendido que la de Susana Díaz es "algo más que una candidatura". Más bien, ha resaltado, un proyecto "integrador" que recoge las distintas sensibilidades de un partido que, como España, es "diverso y plural", y un proyecto "avanzado" con un posicionamiento político "sólido, serio, constante y coherente".

Apenas una hora después, ha hecho lo propio Patxi López con un encendido llamamiento a la "unidad" y a la "integración" de los candidatos derrotados.

De esta forma, la maquinaria socialista arranca camino de la siguiente fase, la recogida de avales. Cada uno de los tres candidatos tendrá que aportar a la Gestora aproximadamente 9.000 firmas de militantes, que los equipos de los candidatos recogerán entre las distintas agrupaciones locales y regionales.

Como adelantó en ESdiario hace siete días Ricardo Rodríguez, es aquí donde Susana Díaz pretende dar su primer aldabonazo de la campaña con una exhibición de fuerza para la que ha movilizado a los suyos.

Según ha sabido ESdiario de fuentes socialistas, la lideresa ha dado a sus barones una instrucción: quiere superar la barrera de los 40.000 avales que, gracias al PSOE andaluz y sus leales, la propia Díaz puso a disposición de Pedro Sánchez en las primarias que el exsecretario general ganó a Eduardo Madina en junio de 2014.

Cabe recordar que, gracias al apoyo de DíazSánchez obtuvo entonces el 48,69% de los votos, frente al 36,19% de Madina, ahora enrolado en el susanismo. Un dato revelador que ahora rumian los pedristas: Sánchez logró el 61% de los votos en Andalucía frente al 23% del vasco.

Díaz, que ya como candidata ha programado sus primeros actos este lunes en Granada, quiere marcar las distancias con su gran rival desde el principio, con un mensaje a la línea de flotación de Sánchez: si fue elegido líder -era un absoluto desconocido para las bases- ni lo fue por su figura ni por su proyecto, simplemente lo fue por la movilización del PSOE-A.

Los pedristas se apuntan al victimismo

Los fieles a Pedro Sánchez, conocedores del poderío de los socialistas andaluces, llevan semanas extendiendo la sospecha sobre la recogida de avales. Denuncian que el equipo de Díaz remite a Ferraz los avales escaneados con el nombre completo y la firma de los militantes avalistas lo que, a su juicio, puede provocar represalias de los secretarios regionales afines a Díaz.

Esto, además, en muchas regiones en las que los militantes trabajan en empresas públicas dependientes de los gobiernos de Javier Lambán, Emiliano García-Page, Guillermo Fernández Vara o Ximo Puig, entre otros.

Este mismo lunes, la coordinadora de la campaña de Pedro Sánchez, Adriana Lastra, ha mostrado "inquietud y dudas" por lo relativo al censo, puesto que los avales pueden empezar a pedirse desde el 20 de abril pero el censo definitivo no se conocerá hasta el día 28.

"Vamos a empezar una recogida sin saber cuántos militantes va a tener el Partido Socialista y sin saber si los avales que estamos recogiendo son válidos o no", ha remarcado en una entrevista en RNE. Y ha avisado que las primarias no se ganan presentando avales, porque "lo decisivo son los votos" del 21 de mayo.

Comenta esta noticia
Update CMP