12 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez pasa 1 de cada 4 días de viaje y ha dado tres veces la vuelta al mundo

Ahora presenta otro viaje a México, tras no asistir a la toma de posesión de su nuevo presidente, para superar los 139.000 kilómetros hechos ya en avión oficial.

Pedro Sánchez pasa el 25% de su tiempo fuera de España, en viajes que le permiten escapar de la dura realidad política nacional pero, hasta el momento, de dudosos beneficios concretos para el país.

Hasta el momento, el presidente ha permanecido en el extranjero 36 de sus 193 de presidencia, un porcentaje sin precedentes en La Moncloa que confirma su pasión por tirar de avión y marcharse a destinos como Estados Unidos, Canadá o, a finales de este mes, México, nuevo y peculiar destino: no acudió a la toma de posesión de su nuevo presidente, López Obrador, pero ahora se reuniará en solitario a partir del día 30.

 

Las prolongadas ausencias de Sánchez incluyen su plantón al propio Consejo de Ministros en cuatro de sus siete reuniones entre noviembre y diciembre pasados; mientras que su uso de aviones y helicópteros también se extiende, al margen de a su agenda internacional, a cuestiones privadas (desde vacaciones en Canarias hasta la boda de su cuñado en La Rioja) y actos tan controvertidos como reunir a sus ministros en una quinta castellanomanchega pese a poder verles cada viernes en el Consejo.

Polémicos gastos opacos

El espíritu 'viajero' de Sánchez le ha hecho ya recorrer casi 140.000 kilómetros desde que tomara posesión el pasado mes de junio, el equivalente a haber dado casi tres veces la vuelta al mundo. Insuficiente para huir de una situación política cada vez más extrema o para disipar la polémica generada precisamente por su pasión por el Falcon, los gastos que comportan sus desplazamientos o los de su mujer, Begoña Gómez, y la opacidad que los envuelven en algunos casos.

Comenta esta noticia
Update CMP