27 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Francia en vilo de nuevo: varios rehenes franceses en Bamako

Las fuerzas locales mantienen un perímetro de seguridad alrededor del hotel

Las fuerzas locales mantienen un perímetro de seguridad alrededor del hotel

Fuerzas especiales de Mali se han lanzado al asalto del establecimiento mientras Hollande ha confirmado la presencia de ciudadanos franceses entre los casi cien rehenes del grupo islamista.

Las fuerzas especiales de Mali han entrado el hotel Radisson Blu, donde se encontraba cerca de un centenar de secuestrados. Se han producido al menos tres muertos en el secuestro.

Una semana después de los atentados de París, Francia ha vuelto a vivir un nuevo sobresalto relacionado con el terrorismo islamistas en Bamako, la capital de Mali, después de que un grupo islamista haya secuestrado el hotel Radisson Blu. Un secuestro que llegó a contar con 170 rehenes entre los que el presidente francés, François Hollande, ha reconocido que se encuentran ciudadanos naturales de Francia.

El hotel secuestrado está considerado uno de los más lujosos de la capital de Mali y un destino obligado para personal diplomático y extranjeros de paso.

Según las versiones, los hechos comenzaron a las cuatro de la madrugada, hora local, cuando un vehículo con matrícula diplomática llegó al establecimiento y sus ocupantes comenzaron a disparar al grito de "Alá es grande". En la primera refriega hirieron a varios guardias de seguridad del hotel, que se encuentra cercado por las fuerzas de seguridad locales. Al perímetro de seguridad se ha sumado personal de la misión militar de Naciones Unidas y gendarmes franceses que operan como asesores de seguridad en Mali en apoyo a los efectivos del país.

Las cifras en torno al número de secuestrados difieren, ya que el grupo hotelero Rezinor, propietario del establecimiento, ha señalado que tan sólo son dos secuestrados los que retienen a 140 clientes y 30 empleados. Medios locales han asegurado que se trataría de una docena de secuestradores que fueron agrupando piso por piso a los clientes y llevándolos a la zona de los sótanos, donde se encuentra el parking y varios almacenes.

La autoría de la acción todavía no ha sido reivindicada pero lo más probable es que corresponsa a sujetos vinculados al islamismo local, conectado con Al Qaeda, que lleva varios años operando en el norte del país. Precisamente el despliegue llevado a cabo por fuerzas francesas en Mali tuvo como objetivo eliminar a dichas células.

Entre los secuestrados se cuentan al menos siete ciudadanos chinos, tres belgas y seis turcos adscritos al personal directivo de Turkish Airlines. Los terroristas liberaron a quienes fueron capaces de recitar versos del Corán.

En principio, el Gobierno ha negado la presencia de españoles.

Comenta esta noticia
Update CMP