22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Supremo arruina el show que preparaban Rufián y Junqueras en el Congreso

Rufián y Ana Pastor en un pleno del Congreso de los Diputados.

Rufián y Ana Pastor en un pleno del Congreso de los Diputados.

"Debidamente custodiados". Los jueces cortan de raíz cualquier espectáculo de los presos-diputados para acudir a la Cámara a acreditarse. Y les da una lección de Derecho.

Si Gabriel Rufián pensaba prepararle a Oriol Junqueras un circo en el Congreso, cuando acuda a acreditarse como diputado o para la sesión constitutiva de la Cámara, tendrá que tirar de plan B. La Justicia ha cortado de raiz cualquier intento de convertir un acto legal preceptivo en un nuevo episodio de manipulación, en prime time, televisido y con repercusión mundial.

El tribunal que juzga el procés independentista en el Tribunal Supremo ha rechazado la petición de libertad realizada el pasado miércoles por los cinco presos preventivos que han resultado electos en los comicios del 28 de abril si bien les autoriza para acudir el próximo 21 de mayo a los plenos constitutivos del Congreso y el Senado "debidamente custodiados".

La petición fue realizada por los los abogados Jordi Pina, que representa a los elegidos para el Congreso de los Diputados por JxCat Jordi Sánchez, Josep Rull, y Jordi Turull; y Andreu Van Den Eynde, que ejerce la defensa del elegido para la cámara baja Oriol Junqueras y del designado para el Senado Raül Romeva.

"Deberán ser debidamente custodiados y adoptarse por la Presidencia de ambas Cámaras las decisiones oportunas para que, una vez en el interior del Salón de Plenos, pueda quedar garantizada su seguridad. Deberán ser reintegrados, sin dilación, al centro penitenciario una vez la Presidencia de las Cámaras haya dado término a la sesión", concreta la resolución.

También afirma que esta autorización, "de carácter excepcional e inspirada en la necesidad de no menoscabar la titularidad del derecho de participación" se subordina en todo caso, a que no interfiera en el desarrollo del proceso penal en que los diputados y el senador vienen siendo acusados.

El tribunal añade que el propio artículo 21 del Reglamento del Congreso de los Diputados prevé la situación de que un diputado se halle en situación de prisión preventiva "y que ello implique la suspensión de sus derechos y deberes parlamentarios".

Añade que la prisión no es incompatible con la condición de diputado o de senador ni implica una vulneración de sus derechos como tal cuando es proporcionada y no responde a una finalidad arbitraria.

Así las cosas, según los planes que maneja el Congreso, los cuatro presos preventivos llegarán en furgón de la Guardia Civil al garaje del Palacio de la Carrera de San Jerónimo y allí serán entregados a la Policía de la Cámara para su custodia. Es el mismo procedimiento que se desarrolla en el Supremo cada día del juicio del procés.

Del garaje, y sin esposas, serán trasladados a una sala de espera o directamente al Salón de Plenos, de donde apenas se moverán pues en el propio hemiciclo hay servicios e incluso una cafetería. Allí asistirán a la sesión constitutiva, votarán la composición de la Mesa como el resto de diputados electos y prometerán la Constitución para adquirir la plena condición de diputado.

Como los demás electos, los presos se moverán por el hemiciclo y subirán y bajarán hasta tres veces las escalerillas para depositar sus papeletas en la urna durante las tandas de votaciones para elegir la Mesa del Congreso.

Acabada la sesión, los presos diputados serán entregados de nuevo a la Guardia Civil para su traslado de vuelta al centro penitenciario de Soto del Real, a las afueras de Madrid.

Esta no ha sido el único varapalo que ha recibido este martes Junqueras. La Junta Electoral Central ha rechazado que pueda participar por vía telemática desde la prisión de Soto del Real en el debate electoral de este martes a las 22.00 organizado por TV3 porque alteraría la vida del centro penitenciario.

La negativa del organismo electoral ha sido comunicada este martes a primera hora de la tarde a ERC y JxCat, que eran los dos partidos interesados en que en el debate participaran sus candidatos Oriol Junqueras y Toni Comín.

Tras el pronunciamiento ayer a favor de la Junta Electoral Provincial de Barcelona, la Junta Electoral Central pidió informe a Instituciones Penitenciarias. El organismo dependiente del Ministerio del Interior ha rechazado que Junqueras participe en el debate debido a la incompatibilidad con el régimen interior de Soto del Real.

Comenta esta noticia
Update CMP