14 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Golpe sobre la mesa: Moncloa pide un dictamen para frenar ya al independentismo

Junqueras y Puigdemont, en el Parlamento de Cataluña.

Junqueras y Puigdemont, en el Parlamento de Cataluña.

Rajoy reacciona de inmediato tras aprobar el Parlament la reforma del reglamento de la Cámara catalana que permitiría la desconexión exprés.

El Gobierno da pruebas evidentes de que se le está agotando la paciencia con el desafío catalán. Si primero fue la intervención de los fondos públicos del FLA, este mismo miércoles La Moncloa reaccionó con inusual celeridad a la última provocación de los secesionistas: Junts Pel Sí aprobó con su mayoría la reforma del reglamento del Parlamento de Cataluña que facilitaría la declaración inmediata de la independencia.

Tras esta votación, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ordenó solicitar un dictamen urgente al Consejo de Estado. El Gobierno catalán subrayó que esta modificación permitirá la tramitación por el procedimiento de lectura única de disposiciones legales y podría ser utilizado para aprobar las leyes del referéndum y de transitoriedad, sin ningún tipo de debate y sin la posibilidad de presentar enmiendas.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, explicó que ahora los servicios jurídicos analizarán el contenido de la misma y recordó que en España "nadie está por encima de la ley" y que la obligación de los gobiernos es cumplirla.

"Algunos que solicitan el diálogo para algunas cosas parece que no lo quieren sino que buscan fórmulas exprés donde se imponen las mayorías a las minorías de manera inmediata", recalcó el ministro en rueda de prensa tras participar en la Conferencia Sectorial de Justicia celebrada con los consejeros del ramo de las comunidades autonómicas.

Mecanismo de lectura única

En concreto, el Parlamento catalán dio luz verde con los 72 votos de JxSí, la CUP y el diputado no adscrito Germà Gordó y pese al rechazo del resto de grupos -63 votos- esa reforma del reglamento de la Cámara que permitirá a los dos partidos independentistas aprobar por el mecanismo de lectura única -el procedimiento de máxima urgencia- la ley del referéndum del 1 de octubre y las conocidas como leyes de 'desconexión', sin ningún tipo de debate y sin la posibilidad para la oposición de presentar enmiendas.

La oposición en bloque -C's, PP, PSC y En Comú Podem, argumentaron como baza a su favor el reproche del Consejo de Garantías Estatutarias que advirtió a la Generalitat de la inconstitucionalidad de esta medida y denunció que una cuestión tan trascendente como las leyes para habilitar una eventual secesión no pueden aprobarse por la vía rápida.

Gracias a la abstención de la CUP y el apoyo de toda la oposición, el PSC ha conseguido que prosperara una enmienda que, según fuentes socialistas, obliga a que, antes de ser votada en el pleno, una proposición deba ser publicada en el Boletín Oficial del Parlament y deba pasar antes por la Mesa para su admisión a trámite.

Según ya han anunciado, JxSí y la CUP planean registrar en el Parlamento de Cataluña  la ley del referéndum a finales de esta semana o, como muy tarde, el lunes de la semana que viene, antes de que finalice el periodo de sesiones.

Comenta esta noticia