21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Exteriores confirma que una española murió en los atentados de Bruselas

Entretanto crece el escándalo en Bélgica por un informe sobre el escondite de Abdeslam que se evaporó en diciembre. Un canal francés ha filtrado su declaración ante la Policía belga.

El Ministerio de Asuntos Exteriores confirmó a última hora de este viernes la existencia de una víctima española entre los 31 fallecidos en los atentados de Bruselas.

Se trata de Jennifer García Scintu, que residía en la ciudad alemana de Düsseldorf junto a su marido y que también ostentaba la nacionalidad alemana e italiana. Falleció en el aeropuerto de Zaventem, desde el que se disponía a viajar a Estados Unidos. Su cadáver fue uno de los últimos en identificar.

Entretanto la opinión pública belga no da crédito a la cadena de errores que precedió a los atentados del martes, especialmente en lo que se refiere al único terrorista que no se inmoló en los atentados de París del pasado noviembre. 

Lo más sorprendente es que, según medios belgas, un informe policial fechado en diciembre advertía del paradero de Salah Abdeslam, la calle Quatre-vents, en el barrio bruselense de Molenbeek, considerado foco del radicalismo en Bélgica. 

Las autoridades belgas han abierto una investigación para aclarar por qué no fue tenido en cuenta por la lucha antiterrorista dicho documento, redactado por un agente de Policía de la localidad de Malinas. Esta información no llegó a ser derivada a la unidad antiterrorista de la Policía federal.

Su declaración policial

Asimismo el canal francés BFMTV ha filtrado la declaración que Abdeslam efectuó ante la Policía de Bélgica.

Abdeslam trató de desvincularse de los ataques, que atribuyó a su hermano Brahim y a Abdelhamid Abaaoud. Asimismo sostuvo que renunció de forma voluntaria a hacerse explotar junto al Estadio de Francia como en principio estaba previsto, y que, tras dejar allí a sus tres compañeros que sí se suicidaron, condujo el coche, después tomó el metro y a continuación contactó con otro terrorista ahora huido, Mohamed Abrini.

En cualquier caso, los expertos alertan de que la versión de Abdeslam está plagada de inconsistencias y mentiras, lo que la hacen muy poco fiable para tratar de reconstruir lo ocurrido. Según su declaración, Abdeslam, considerado el responsable logístico de los atentados, alquiló los coches y reservó las habitaciones de hotel a instancias de su hermano Brahim (que se suicidó con explosivos en un café del centro de París), quien era además quien le facilitaba el dinero para hacerlo.

Sin embargo, señaló que era Abaaoud, abatido por la policía cinco días después de los atentados, el jefe de la célula, aunque dijo que apenas lo conocía tras haberlo visto "una sola vez".

Abdeslam, que ha pedido su extradición a Francia, también mintió presuntamente al decir que no reconocía en una foto a Najim Laachraoui, quien solo tres días después de su declaración participó como suicida en los atentados del martes en Bruselas. Sin embargo, en 2015 el propio Abdeslam viajó a Hungría para recoger a Laachraoui y trasladarle hasta Bélgica, según consta en el registro de control de fronteras entre Austria y Hungría.

Laachraoui fue además el presunto artificiero de los comandos que atentaron el 13 de noviembre del año pasado en París, cuando murieron 130 personas. 

Operación policial en Schaerbeek

Entretanto, un sospechoso ha sido "neutralizado" por las fuerzas de seguridad belgas en el marco de una vasta operación antiterrorista en el barrio bruselense de Schaerbeek (norte de la ciudad).

Según ha informado a la cadena pública RTBF el alcalde del distrito, Bernard Clefayt, el sospechoso está "herido y ha sido detenido" y está relacionado con los atentados que el martes dejaron al menos 31 muertos y 316 heridos en Bruselas. Otras fuentes policiales consultadas por los medios belgas apuntan que se trata de un individuo con un papel relevante en el plan de atentado desbaratado el jueves en Francia, con la detención de Reda K. en Argenteuil (Francia).

Mientras Bélgica trata de detener a los dos terroristas huidos (uno del aeropuerto, otro del metro), en Siria Estados Unidos ha abatido al número dos de Estado Islámico, Abd al Rahman Mustafa al Qaduli, durante un ataque aéreo.

Precisamente este viernes el primer ministro belga, Charles Michel, ha anunciado su intención de pedir autorización al Parlamento para ampliar a Siria los ataques aéreos contra Estado Islámico que ya ha llevado a cabo en Irak, como parte de la coalición internacional que lidera Estados Unidos contra el grupo terrorista.

Comenta esta noticia
Update CMP