14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿Diana Quer a bordo de un barco?, un confidente activa una dramática pista

La joven Diana Quer, posa -un mes antes de su desaparición- junto a un barco.

La joven Diana Quer, posa -un mes antes de su desaparición- junto a un barco.

Los investigadores de la UCO siguen escrudiñando cualquier indicio que pueda dar con el paradero de la joven desaparecida. Ahora una revelación abre una preocupante línea de investigación.

Esta semana se ha cumplido medio año desde que a Diana Quer se la tragara la tierra en aquella cálida noche del 22 de agosto en la localidad gallega de A Pobra do Caramiñal. La joven madrileña es hoy una prioridad para la Guardia Civil y los agentes, tanto los especializados de la Unidad Central Operativa (UCO) como los adscritos a la policía judicial, desarrollan una investigación en la que no se han tomado un solo respiro desde aquella fatídica madrugada.

Seis meses después de la misteriosa desaparición, y tras millares de pesquisas y diversas líneas de investigación abiertas, parece imposible creer que puedan abrirse nuevas posibilidades en cuanto al abanico de sospechosos o el móvil de la desaparición, pero eso es exactamente lo que está ocurriendo en el caso de Diana: hay nuevas hipótesis. La “investigación está muy viva”, apuntan a ESdiario fuentes conocedoras del caso, y el incesante trabajo de los agentes va poco a poco –aunque pueda parecer lo contrario- dando sus frutos.

Ahora, según aseguran a ESdiario fuentes solventes próximas a la investigación, un confidente de la Guardia Civil ha reabierto una nueva pista que ya se había barajado en los primeros meses de la investigación pero quedando descartada poco después. Según este confidente, al que los agentes de la UCO dan cierta credibilidad, en la desaparición de la joven madrileña podrían estar implicadas dos personas relacionadas con la delincuencia organizada y el narcotráfico gallego.

Tal y como explican a ESdiario, el confidente habría aportado datos relevantes que responsabilizarían a estas dos personas con lo que en un primer momento se convirtió en un rapto casual. Aunque no han trascendido mayores detalles, la Guardia Civil no descarta que la joven pueda estar retenida por este tipo de delincuentes internacionales e incluso que fuese trasladada hasta algún lugar de Sudamérica oculta en las bodegas de un barco, lugar donde permanecería ahora retenida.

Arrojada al mar

Pero desgraciadamente esta posibilidad no es la que más peso tiene. Los investigadores manejan la trágica sospecha de que Diana Quer sí fue obligada a subir a una embarcación (primero en una más pequeña semi rígida para posteriormente conducirla a otra más grande) en algún punto discreto y solitario de la escarpada costa coruñesa – para escapar así al control de las cámaras de tráfico-, pero después de un tiempo allí retenida, indeterminado por el citado confidente, fue finalmente arrojada por la borda ya sin vida en algún punto del Atlántico. 

Es una de las opciones que maneja la investigación en este momento, si bien, como una y otra vez han repetido desde la Delegación del Gobierno, "todas las líneas de investigación se encuentran abiertas en estos momentos". La UCO, el cuerpo policial del Crimen Organizado (ECO) y los agentes judiciales no descansan y todavía albergan esperanzas de encontrar a los responsables de la desaparición y resolver así, de una forma u otra, el caso que les tiene "entregados a fondo" la friolera de 188 días. 

Esta nueva pista facilitada por ese confidente policial coincide casi en el tiempo en una semana en la que han trascendido nuevas hipótesis sobre el caso. Morena, rubia o pelirroja. Así aparece Diana Quer en los nuevos carteles que SOS Desaparecidos ha diseñado para buscarla en 3 países: Serbia, Croacia y en Rumanía, tal y como señala Antena 3 y como les hemos contado en ESdiario.

Según esta nueva información del programa Espejo Público de Susanna Griso, esta nueva búsqueda se sustenta en la hipótesis de que Diana pudo ser secuestrada por una red de trata de blancas. Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos, destaca que cuando se busca a personas jóvenes es importante contar con sus cambios de imagen, por ello en los nuevos carteles de búsqueda incluyen detalles como el lunar, el tatuaje o el piercing de la joven.

Comenta esta noticia