17 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tres asuntos quitan el sueño a Albert Rivera tras el 20-D

Lo que sí parece claro es que Rivera va a mantener la abstención a la investidura del PP.

Lo que sí parece claro es que Rivera va a mantener la abstención a la investidura del PP.

Pese a los resultados obtenidos, los naranjas están descolocados. La primera reunión de la Ejecutiva puso énfasis en localizar cuáles han sido los fallos de la campaña. Pero no es lo único.

La procesión va por dentro. El resultado electoral de Ciudadanos y la situación creada por lo salido de las urnas son algunas de las cuestiones que quitan el sueño en el partido naranja, que apenas unas horas después de conocerse que contará con cuarenta diputados reunía a su Ejecutiva en la nueva sede madrileña del partido, ubicada en la calle Alcalá.

El flamante cuartel general ciudadano en la capital poco tiene que ver con la vetusta sede de la calle Carranza y su escalera de madera crujiente. El espacio, flamante, acogió el encuentro de la plana mayor del partido naranja inspirándose en fotos de Albert Rivera y decoración motivadora con citas de John F. Kennedy incluidas.

“No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por tu país”, pudieron leer los asistentes al encuentro, entre los que s encontraron, además de Albert Rivera, José Manuel Villegas, Fran Hervías, Javier Nart, Juan Carlos Girauta, Begoña Villacís o Ignacio Aguado, entre otros.

Pese al discurso público, los dirigentes de Ciudadanos temen que el resultado -que no es malo- pueda alcanzar a la militancia y a los simpatizantes. Por ello el vicesecretario general Villegas ha encargado un informe “de autocrítica” -según fuentes del partido- que permita conocer dónde han estado los fallos de la campaña.

Los plazos fijados para la redacción del informe han sido las fiestas navideñas. Con posterioridad, el documento pasará a una nueva reunión de la Ejecutiva para su estudio y, de ahí, al Consejo del partido.

El papel encargado por Villegas a petición de Rivera -una tónica habitual desde hace algunos años, según fuentes de Ciudadanos- tendrá que estudiar varias cuestiones que han sorprendido a la formacion naranja.

El partido anda descolocado. Miembros de la Ejecutiva reconocieron que esperaban más votos, más escaños y más participación

Y es que el partido anda descolocado. Miembros de la Ejecutiva reconocieron que esperaban más votos, más escaños y más participación. De hecho, y sin llegar a las estimaciones del centenar de diputados que se apuntaron al inicio de la campaña, este lunes todavía consideraban que en el último tramo, con los trackings en contra, esperaban alcanzar un resultado similar al obtenido por Podemos: en torno a setenta diputados.

Dentro de esa sorpresa se encuentra el resultado obtenido en Cataluña, donde los naranjas tienen que estudiar cómo se ha pasado del éxito de Inés Arrimadas en septiembre pasado a unos datos humildes con Girauta en las generales.

Tal vez por eso en su comparecencia pública Rivera puso énfasis en que una de sus primeras acciones una vez conformado su grupo parlamentario pasará por presentar una moción para un cambio en la ley electoral que también podría incluir la cuestión del voto por correo.

Lo que sí parece claro es que Rivera va a mantener la abstención a la investidura del PP en cuanto a partido más votado y que cualquier posibilidad de pacto remoto entre PSOE y Podemos contará con un voto negativo en base al “referéndum separatista” propuesto por los de Pablo Iglesias.

“He vivido el tripartido en Cataluña y era una locura. Así que imagínense con once partidos”, apuntó el líder de Ciudadanos.

La cuestión va más allá, ya que la valoración interna de Ciudadanos sobre un posible pacto entre PSOE y Podemos es que Pedro Sánchez no sacará adelante la cuestión por la propia oposición interna socialista.

 

Comenta esta noticia
Update CMP