19 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

"Nunca he querido pegar tan fuerte a nadie como a Marcelo en aquel partido"

Peter Crouch, ya retirado, colabora actualmente con una televisión inglesa.

Peter Crouch, ya retirado, colabora actualmente con una televisión inglesa.

Peter Crouch, exjugador internacional inglés, ha recordado en los últimos días lo injusto que fue el momento en el que le expulsaron en un Real Madrid-Tottenham por culpa de Marcelo.

Los buenos aficionados al fútbol recordarán a Peter Crouch, el larguirucho delantero centro inglés que disputó 19 temporadas en la Premier League, con especial significación en las campañas en las que militó en el Liverpool y en el Tottenham. Crouch, que jugó la pasada temporada 6 partidos en las filas del Burnley antes de retirarse, ha vuelto a la actualidad porque ha recordado una de las eliminatorias europeas en las que se midió al Real Madrid y no deja precisamente en buen lugar a un componente del equipo blanco. 

Ocurrió en la temporada 2010-11 en el estadio Santiago Bernabéu, en el encuentro de ida de los cuartos de final de la Champions que el Real Madrid disputaba ante el Tottenham. El delantero del equipo londinense solo estuvo 15 minutos sobre el césped del feudo madridista porque al cuarto de hora fue expulsado por el árbitro alemán Felix Brych



"La primera tarjeta que me sacaron fue justa. Fue por una entrada a Sergio Ramos. Pero la segunda... no", recordaba Crouch estos días durante la grabación de un podcast. "La segunda amarilla es por culpa de Marcelo. Ni siquiera le toqué, pero él hizo un vuelo increíble en el aire. Luego rodó y cuando el árbitro me sacó la segunda amarilla empezó a saltar de alegría. Nunca he querido pegar tan fuerte a alguien como a Marcelo en ese momento. Fui un ingenuo", comentaba el delantero inglés. 

Con un hombre más sobre el campo, el Real Madrid de Mourinho no tuvo piedad de un Tottenham en el que aún militaban Bale y Modric. El cuadro madridista dejó la eliminatoria sentenciada después de imponerse por 4-0, dos goles de Adebayor, en la que fue su mejor noche como madridista, Di María y Cristiano Ronaldo. 

"El vestuario está bajo el estadio y hay filas y filas de aficionados encima. Estaba en el vestuario con una toalla en la cabeza y pude escuchar un gol tras otro. Pensé que todo era culpa mía", comentaba Crouch casi 10 años después de vivir aquella pesadilla en el Bernabéu. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP