26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Gayá da un punto milagroso a España en el minuto 95 ante Alemania

Ferrán Torres, uno de los debutantes de España, en la derrota ante Alemania.

Ferrán Torres, uno de los debutantes de España, en la derrota ante Alemania.

El lateral del Valencia marcó en el 95 en Stuttgart y da a España un punto en su estreno en la segunda edición de la Liga de Naciones tras un encuentro igualado y entretenido.

Se hacía raro ver fútbol y no digamos ya, jugar a la selección española. Casi ha pasado un año desde que sucedió aquel esperpento con el último partido dirigido por Robert Moreno y el de esta noche en Alemania ha significado el reestreno de Luis Enrique, un año y medio después de su anterior encuentro como seleccionador nacional. 

Ya lo demostró en la convocatoria, pero el partido, primero de la segunda edición de la Liga de Naciones, ha sido la prueba palmaria de que Luis Enrique va a contar con los más jóvenes. De hecho, durante el encuentro de esta noche han llegado a debutar hasta cuatro jugadores con la selección absoluta: Ferrán Torres, titular hoy, ahora en el City procedente del Valencia, el barcelonista Ansu Fati, que se ha estrenado con solo 17 años, Mikel Merino, después de su gran temporada en la Real Sociedad, y Óscar Rodríguez, madridista de formación que jugará la próxima campaña en el Sevilla después de haber maravillado con sus golazos en el descendido Leganés. 

La experiencia la pusieron Sergio Ramos, que hoy ha cumplido su partido internacional número 171, récord absoluto en la selección española, Jesús Navas y Sergio Busquets, los tres supervivientes de la época dorada de aquella inolvidable España que, tristemente, ya no volverá. 

El partido estuvo entretenido y bastante igualado, aunque es cierto que De Gea, en uno de sus mejores encuentros con la selección española, tuvo muchísimo más trabajo que el alemán Trapp, titular por la ausencia de Manuel Neuer y la lesión de Ter Stegen. 

El discutido portero del Manchester United opuso férrea resistencia a las tres ocasiones claras de que dispusieron los atacantes alemanes, especialmente Werner y Leroy Sané, aunque la oportunidad más evidente la tuvo Rodrigo al borde la media hora de juego. El exdelantero del Valencia, fichado ya por el Leeds, no supo aprovechar un error de Trapp que le dejó la portería vacía. A Rodrigo le dio por pensar y falló cuando lo tenía todo a favor. 

En el minuto 50 llegó el único gol alemán en una brillante maniobra de Timo Werner, el flamante fichaje del Chelsea londinense, que dejó con las vergüenzas al aire tanto a Sergio Ramos como al jovencísimo Pau Torres. De Gea no pudo hacer demasiado, aunque ni siquiera hizo intención de detener el balón. 

Después del tanto alemán, y con la entrada de Ansu Fati al partido, llegaron los mejores minutos del equipo español, con la selección germana agazapada en su propia área para salir en peligrosas contras. Y así discurrió la segunda parte. Con pocas ocasiones claras españolas, si acaso una de Fabián que no pudo marcar ante la acertada salida de Trapp. 

Sin Sané en el campo, lesionado, Alemania atacó menos aunque sus contragolpes hicieron temblar a la defensa española. El partido también tuvo su dosis de polémica, ya en la prolongación, cuando el árbitro Orsatto anuló un gol al debutante Ansu Fati por falta previa de Sergio Ramos. Pero España tiró de coraje, no se dio por vencida, y la última jugada del partido, con 5 minutos de prolongación cuando el árbitro había dado 4, acabó con el gol de José Luis Gayá, al rematar al fondo de las mallas solo en el área pequeña. 

El próximo domingo, España jugará en Valdebebas (20:45 horas) su segundo partido de la competición. Será ante Ucrania, que ha ganado en su estreno en la competición a Suiza por 2-1. 

Comenta esta noticia